Repsol prevé tomar antes del verano la decisión final sobre la entrada o no de un socio en sus renovables

Seguirá acelerando la recompra de acciones para mejorar la retribución a sus accionistas

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Repsol prevé tomar antes del verano una decisión final sobre la entrada o no de un socio minoritario en su negocio de renovables, condicionado, eso sí, a que aporte “valor” y esté “alineado con la estrategia de crecimiento” del grupo.

En una conferencia con analistas para presentar los resultados del primer trimestre del año, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, indicó que el proceso para encontrar a este socio está ya “en una etapa avanzada” e invitó a esperar a la conferencia de resultados del segundo trimestre para “compartir la decisión final”.

No obstante, subrayó que la compañía busca un socio que “debe añadir valor” y “estar completamente alineado” con la estrategia de crecimiento de Repsol en energías verdes, que aspira a una capacidad instalada de 20 gigavatios (GW) en 2030 y 6 GW en 2025.

Además, Imaz reconoció que Repsol no tiene prisa en este proceso, que se está llevando de manera “más tranquila, más suave si se quiere”, dijo, ya que la compañía está respaldada por la generación actual de caja, superior a lo previsto.

De esta manera, el directivo consideró que el valor que este socio aporte al vehículo en el que articulará ese negocio de renovables la compañía y la cristalización del valor generado “serán realmente claves para tomar una decisión final”.

Lo que sí dejó claro Imaz es que el objetivo de la energética es “operar y liderar” este negocio de renovables, ya que el grupo, actualmente, tiene el respaldo de su generación de caja para adoptar la decisión que considere más oportuna.

RECOMPRA DE 50 MILLONES DE ACCIONES YA EN 2022.

Respecto a la retribución al accionista, el consejero delegado de Repsol indicó que el objetivo sigue siendo mantener el objetivo de repartir entre un 25-30% del flujo de caja, aunque volvió a abrir la puerta a mejorar el pago a sus accionistas por medio de acelerar futuras recompras de acciones.

A este respecto, se llevará a la junta general del grupo una reducción de capital social, mediante la amortización de 75 millones de acciones propias, representativas de en torno al 5% del capital, que “será cancelado justo después” de recibir el visto bueno de los accionistas, dijo Imaz.

Asimismo, añadió que los otros 50 millones de acciones a recomprar y amortizar, anunciados el pasado mes de febrero, se ejecutarán ya este 2022, cuando estaba prevista para el último trimestre del año y el primero de 2023, lo que permitirá mejorar sus objetivos de dividendo.

En este sentido, resaltó también que se propone a la junta contar “con una solución que aportará más flexibilidad” a la hora de implementar los programas de recompra de acciones, siendo uno de los puntos que se presentará a la junta la autorización al consejero delegado para que pueda amortizar autocartera de la compañía en hasta un 10%.

Imaz destacó que el objetivo de la compañía es el de acelerar esas recompras de acciones, dado los actuales precios de los hidrocarburos, por encima de las previsiones de su ‘hoja de ruta’.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.