Ribera no descarta una situación de “máxima tensión” con el gas en las próximas semanas

Ante la posibilidad del cierre definitivo del suministro ruso de gas a través del gasoducto Nord Stream 1

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, Teresa Ribera, ha advertido este viernes que no descarta que en las próximas semanas se produzca una “situación de máxima tensión” en los mercados de gas debido al cierre del gasoducto Nord Stream 1, por el que fluye esta materia prima desde Rusia hacia Alemania.

El próximo 11 de julio comenzarán las labores de mantenimiento habituales en esta infraestructura, que, en principio, debería permanecer cerrada tan solo durante unos diez días debido a estas tareas. Sin embargo, desde Alemania auguran que estos trabajos puedan convertirse en el prolegómeno de un corte definitivo del suministro de gas ruso hacia el país germano.

- Publicidad-

“No es algo que debamos descartar al 100%, porque puede producirse una situación de máxima tensión, no ya en otoño, sino en las próximas semanas”, ha valorado la ministra en una entrevista en el programa Espejo Público de Antena 3 y recogida por Europa Press.

Preguntada acerca del impacto que tendría que finalmente se produjese ese corte definitivo del suministro, la titular de Transición Ecológica ha hecho hincapié en que seguramente se incrementarían los precios, por lo que ha vuelto a defender la posibilidad de que la Unión Europea (UE) realice compras conjuntas de esta materia prima.

DESCARTA QUE EN ESPAÑA SE NACIONALICEN ELÉCTRICAS

La ministra también ha opinado sobre la decisión del Estado francés de hacerse con el 100% de la principal eléctrica nacional, EDF, y ha argumentado que hay que entender la decisión del presidente galo, Emmanuel Macron, en el contexto de la situación energética del país.

“El Estado francés era propietario del 84% de EDF y en Francia hay un práctico dominio de EDF (…) que tiene una cuota de mercado inmensa. (…) EDF tiene un problema muy serio, que son 43.000 millones de euros de deuda y un 55% de sus plantas nucleares (…) parada por motivos de seguridad ligados al diseño y desgaste de materiales, lo cual hace muy difícil que aquello pueda recuperarse”, ha argumentado Ribera.

“Es una medida que podríamos calificar de rescate de la principal eléctrica francesa en una situación en la que comercialmente es enormemente sensible”, ha agregado.

((HABRÁ AMPLIACIÓN))

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.