Santander y Sabadell ceden un 7% en Bolsa impactados por el ataque de Rusia a Ucrania

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Banco Santander y Banco Sabadell han cerrado hoy como ‘farolillos rojos’ en una sesión bursátil marcada por el ataque militar de Rusia a Ucrania, después de que el presidente ruso, Vladimir Putin, autorizase esta madrugada la invasión de Ucrania, si bien casi todos los valores del Ibex 35 han terminado la jornada con caídas.

Banco Santander ha perdido un 7,69%, mientras que Sabadell ha cedido un 7,01%. El resto de la banca del selectivo madrileño también ha caído: BBVA, un 6,40%, CaixaBank, un 5,60% y Bankinter, un 5,05%.

El analista de IG Sergio Ávila, señala que la banca española se está viendo “arrastrada” por la caída de los bancos rusos, primeros damnificados por las sanciones económicas impuestas por la Unión Europea, Estados Unidos y Reino Unido.

Además, afirma que algunos bancos europeos también tienen exposición a Rusia, lo que implica un aumento de los riesgos para todo el sector.

La banca española cuenta con una exposición de 812 millones de dólares (726 millones de euros) a la banca rusa, una situación que contrasta con la mayor exposición de la banca italiana, con 25.310 millones de dólares (22.644 millones de euros), la francesa, con 25.156 millones de dólares (22.506 millones de euros) o la austriaca con 17.511 millones de dólares (15.666 millones de euros), según los datos del Banco Internacional de Pagos (BIS, por sus siglas en inglés).

Así, la exposición internacional del sector financiero a Rusia se sitúa en 121.469 millones de dólares (108.675 millones de euros).

En cuanto a la exposición a Ucrania, España solo tiene 56 millones de dólares (50 millones de euros) en préstamos, mientras que Francia tiene 3.703 millones de dólares (3.312 millones de euros) y Austria, 4.144 millones de dólares (4.144 millones de euros). En total, la exposición del sector financiero se eleva a 13.496 millones de dólares (12.074 millones de euros).

Por su parte, el analista de iBroker Antonio Castelo, señalaba la lógica de estas caídas tras la fuerte revalorización que las entidades financieras del Ibex 35 habían protagonizado durante las últimas semanas, aupada por sus resultados de 2021 y por los rumores de subidas de tipos de interés.

“En una situación como la actual, tiene sentido que estos valores sean los que mayores correcciones tengan, porque son los valores que más han subido”, destacaba el analista, quien apuntaba a un posible retraso en la retirada de estímulos monetarios, una situación “que les va a venir muy mal” a los bancos.

Además, se está produciendo una subida de la prima de riesgo, hasta los 104 puntos básicos, circunstancia que igualmente “no le viene nada bien a los bancos”.

En este sentido, la responsable de Oferta Digital de Singular Bank, Victoria Torre, ha indicado que el conflicto está ya incrementando los precios del petróleo y del gas “algo que repercutirá aún más en las presiones inflacionistas”. “En caso de persistencia de las tensiones, los bancos centrales se verán con un complicado problema a resolver: inflación disparada y unos tipos aún en niveles cero, por lo que su margen de maniobra es muy escaso”, ha añadido.

Además, ha señalado la “impredecibilidad” de la situación actual en Ucrania y que “podría ser el mayor conflicto geopolítico desde la Segunda Guerra Mundial” por lo que “sus consecuencias son difíciles de evaluar”.

Por otro lado, Renta 4 Gestora ha afirmado este jueves que se abre un nuevo escenario en el que probablemente se ralentizarán las inversiones y el consumo y eso tendrá un “efecto económico muy claro”.

De esta forma, ha señalado que podría producirse una rotación sectorial de las carteras, reduciendo la exposición a valores cíclicos como los financieros, los petroleros o los turísticos, y apostando por otros como el tecnológico o los relacionados con la salud.

Por su parte, los analistas de Evli Fund Management señalan que “históricamente”, los conflictos geopolíticos “no dan lugar a mercados bajistas”: “El razonamiento es que las conmociones geopolíticas no tienen efectos importantes en los beneficios de los mercados mundiales de renta variable”.

Así, sostienen que los mercados pueden “caer rápida y agresivamente”, pero se recuperarían “con relativa rapidez cuando la crisis disminuye”. “Sin embargo, el riesgo macroeconómico de una mayor inflación energética es una amenaza muy real”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.