Savills Aguirre Newman estima que la inversión en oficinas cerrará el año en los 2.500 millones de euros

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La consultora inmobiliaria Savills Aguirre Newman estima que la inversión en oficinas cerrará el año en los 2.500 millones de euros, tras el repunte en la inversión y contratación de estos espacios registrado a lo largo de este año, según los datos compartidos en su encuentro Office Pulse.

La vuelta a la normalidad tras la pandemia ha llevado también a la vuelta a las oficinas y, con ella, el interés por invertir en este segmento de mercado. La reactivación ha sido más acentuada en Madrid y en Barcelona, aunque otras ciudades como Valencia, Málaga o Bilbao también están recibiendo la atención de los inversiones en este segmento.

Agosto marcó un “antes y un después” en el segmento de oficinas en Madrid, como apunta el director nacional de Oficinas de Savills Aguirre Newman Madrid, Ángel Estebaranz. “Estamos viendo mucho movimiento y en Madrid hemos registrado más de cien operaciones en el tercer trimestre”, ha añadido.

La mayoría de las transacciones han sido “pequeñas y medianas en cuanto a superficie”, pero la consultora espera que el próximo año se firmen “grandes operaciones”, a medida que decrezca la incertidumbre económica.

A lo largo del tercer trimestre del año, la contratación de oficinas se situó cerca de los 95.000 metros cuadrados solo en Madrid. Entre enero y septiembre, esa cifra supera los 275.000 metros cuadrados, un 2% más que en el mismo periodo del año anterior.

La contratación de oficinas en Madrid ha mostrado en este tiempo una tendencia a la descentralización, con una absorción del 35% en la periferia cercana y del 27% en la periferia lejana. El área urbana ha concentrado el 22%, mientras que la zona ‘prime’ y el distrito financiero (CBD, por sus siglas en inglés) la contratación de oficinas ha sido del 16%.

Por el momento, las empresas contratan oficinas con “prudencia” y suelen elegir espacios de unos 950 metros cuadrados, aunque también se han cerrado algunas operaciones por encima de los 8.000 metros cuadrados.

En Barcelona, la contratación de espacios de oficina superó los más de 220.000 metros cuadrados al cierre de septiembre, con un incremento del 80% respecto al mismo periodo de 2020.

Solo en el tercer trimestre, la superficie contratada en Barcelona alcanzó los 88.000 metros cuadrados. El centro de la ciudad registra el 28% de la contratación, aunque empieza a desplazarse hacia nuevas áreas de negocio (39%), como el Distrito [email protected] o el Barcelona Fira District.

La directora adjunta de alquiler de oficinas en Savills Barcelona, Natalia Montal, precisa que más del 45% de las operaciones por encima de los 1.000 metros cuadrados que se han cerrado en Barcelona en este tiempo se corresponde con “nueva superficie contratada”.

“El 14% es incremento de superficie sobre lo contratado previamente y el 33% aproximadamente se queda igual de forma que, en general, las empresas no están desocupando espacio y son un grupo reducido las empresas que reducen su superficie”, agrega.

ESTABILIDAD EN LA DISPONIBILIDAD DE ESPACIO

Savills Aguirre Newman observa una tendencia estable en la disponibilidad de espacio. La tasa de ocupación en Madrid muestra cierta ralentización, con una caída del 9,73% en el segundo trimestre al 9,5% en el actual, debido al “buen dato” de la demanda efectiva y la escasa entrada de nuevos proyectos y rehabilitaciones.

En Barcelona, la tendencia ha sido la contraria y la tasa de ocupación ha pasado del 7,5% en el segundo trimestre al 8,4% en el tercero, animada por la entrada de nueva oferta, sobre todo en las nuevas áreas de negocio.

Las rentas de salida en Madrid siguen similares a los niveles previos a la pandemia, con repuntes en algunos activos ‘prime CBD’, mientras que en Barcelona las rentas se han ajustado, en particular en las zonas de negocio y ‘prime’.

La inversión en este segmento se está comportando de forma heterogénea en lo que va de año. Savills Aguirre Newman destaca el caso de Madrid, donde la baja disponibilidad de las oficinas y su concentración en zonas ‘prime’ “ha hecho que haya mucha presión por parte de los inversores y que se estén analizando muy bien todas las operaciones”, como señala el director ejecutivo de la división de Oficinas, Hipólito Sánchez.

El perfil del inversor también varía en función de la zona. En Madrid, el capital inversor en oficinas se ha dividido de forma similar entre actores nacionales e internacionales. La inversión media se ha situado alrededor de los 20 millones de euros y se prevé que cierre el año con un volumen de inversión en torno a los 700 millones de euros.

En el caso de Barcelona, el 91% de la inversión es de origen internacional, con una media de 50 millones de euros. Al cierre del año, la cifra de inversión en oficinas en Barcelona podría situarse en 1.800 millones de euros.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.