Señorío de Montanera encara con “optimismo” una campaña de Navidad marcada por la incertidumbre económica

No ha repercutido el alza de los costes “hasta ahora”, pero no descarta subir precios o limitar la producción si se mantiene la tendencia

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

Señorío de Montanera encara con “optimismo” la inminente campaña de Navidad, que estará marcada por la incertidumbre económica, y donde el sector del ibérico se juega gran parte de las ventas del año tras varios ejercicios complicados por el impacto de la pandemia.

En concreto, la firma de ibéricos extremeña ha avanzado que el 2022 ha sido de “completa recuperación hasta el final del verano”. “Ahora tenemos mucha incertidumbre al ver la difícil situación de bastantes personas, tanto en España como en países donde vendemos nuestros productos. Hemos preparado una campaña de Navidad muy especial, con una colaboración única y estamos convencidos de que va a ser un éxito”, ha reconocido el presidente de Señorío de Montanera, Francisco Espárrago, en declaraciones a Europa Press.

- Publicidad-

Un contexto económico marcado por la inflación y el alza de los costes energéticos, que probablemente afectará al gasto de los consumidores. “Creo que es verdad que los consumidores recortarán algo sus gastos, pero nos merecemos disfrutar de las Navidades y creemos que el jamón de bellota no faltará en la mesa. Sin embargo, es posible que los regalos de empresa se recorten un poco, ya que la mayoría de las empresas estamos en una situación económica con mucha incertidumbre”, ha precisado.

“El 2022 empezó siendo un año extraordinariamente bueno, porque la tendencia apuntada del año anterior se consolidó. Posteriormente, empezaron los problemas que se han traducido en un aumento brutal de los costes de la energía, y después la subida de los intereses e impuestos, que hacen que la percepción que las personas tienen del futuro sea peor que antes. Esto se notará algo en el final de 2022, pero posiblemente afecte más en 2023”, ha indicado el presidente de Señorío de Montanera, que se ha mostrado “optimista” porque los productos ibéricos de bellota “son un manjar muy apreciado” en España y en el resto del mundo.

ADVIERTE DEL IMPACTO DE LA SEQUÍA.

Además, Espárrago ha advertido del impacto de la sequía, que también se está notando en el sector del ibérico. “Al estar en Extremadura, vemos con algo de preocupación la situación de sequía que va a afectar negativamente en un ecosistema natural como la dehesa. Las encinas y alcornoques están sufriendo un fuerte stress y algunos ejemplares más debilitados están muriendo por falta de agua y altas temperaturas”.

Un incremento de los costes de las materias primas, logísticos y de la energía que está pasando factura a las empresas. “Hasta ahora no lo hemos repercutido en la mayoría de los productos. Estamos intentando ser más eficientes en nuestras operaciones, y estamos trabajando más y mejor. No obstante, si esta situación se mantiene, o empeora, tendremos que subir precios y limitar nuestra producción”, ha advertido.

SE PREPARAN PARA LLEVAR SUS IBÉRICOS A ESTADOS UNIDOS

Por otro lado, Señorío de Montanera sigue apostando por llevar sus productos ibéricos de bellota a mercados internacionales, así la exportación ya representa entre el 35% y el 40% de sus ventas. “La exportación de nuestros productos ha crecido muchísimo en los últimos años. Hoy estamos en más de 35 países, y a corto plazo nos gustaría estar mejor posicionados en Alemania”, ha explicado.

Y de cara al futuro, Francisco Espárrago, que ha recordado que en el sector cárnico hay una “compleja red de controles nacionales” para conseguir las homologaciones, trabaja para llevar sus ibéricos a Estados Unidos. “Nos estamos preparando para poder estar en el mercado de Estados Unidos, algo difícil porque las autoridades norteamericanas son terriblemente exigentes, pero para lo que creemos que estaremos preparados el año que viene”, ha avanzado a Europa Press.

El presidente de la firma ha recordado que sus ibéricos también se encuentran en China, que “no es solo un país más, es casi un mundo propio”. “Es un mercado que aprecia enormemente la carne de cerdo ibérico y los jamones de bellota. Hemos empezado a vender estos últimos hace poco tiempo, ya que el proceso de homologación del gobierno chino es extraordinariamente preciso y exhaustivo. El resultado de nuestros productos en China ha superado nuestras mejores expectativas”, se ha congratulado.

La innovación es otra de las palancas de crecimiento de la empresa, que les ha permitido lanzar productos como el lomo doblado o la utilización de átmosfera modificada en loncheados. “La innovación es parte de nuestro ADN ¿por qué? Porque la mayor parte de nuestros logros empresariales se deben a alguna innovación que acometimos en un momento clave de la empresa”, ha apuntado Espárrago, que ha subrayado que la inversión que hacen en este apartado al año es de 750.000 euros.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.