Sordo (CCOO) ve un “excesivo optimismo” ante un acuerdo sobre la reforma laboral que “no está garantizado”

El secretario general de Comisiones Obreras (CCOO), Unai Sordo, ha advertido este martes de que observa un “excesivo optimismo” sobre la proximidad de alcanzar un acuerdo tripartito sobre la reforma laboral y ha señalado que ni siquiera está garantizada la firma entre el Gobierno y los sindicatos.

Durante su intervención en el desayuno organizado por Nueva Economía Forum, Sordo también ha avisado de que “o se recupera la ultraactividad de los convenios o no va a haber acuerdo con los sindicatos”.

Sordo ha reconocido que “las negociaciones están en un momento clave y avanzadas”, con el plazo marcado por el Gobierno para la aprobación de la reforma, fin de año, cada vez más próximo. En esos avances entre las partes, se han logrado “aproximaciones” sobre la contratación y el “perímetro” de lo que están dispuestos a negociar en este momento.

A pesar de que el 31 de diciembre, fecha límite en la que la nueva reforma laboral debe aparecer publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) de acuerdo con el calendario del Gobierno, el secretario general de CCOO ha insistido en que “está todo abierto” y queda sentar posiciones “sobre varios capítulos”.

Su objetivo es “una corrección en profundidad del actual modelo laboral español”, regido por la reforma laboral del 2012, que, a su juicio, está pensada “para que en las dificultades económicas las empresas se ajusten en la vía de la desaparición de puestos de trabajo, del despido, y esto lleva aparejado la contratación temporal”.

La limitación de la temporalidad es una de las finalidades de la futura normativa, por lo que los sindicatos están insistiendo en “causalizarla” y recurrir al contrato temporal cuando “responda a causas objetivables”, como ha apuntado Sordo este martes.

El otro reclamo sindical es la recuperación de los “reequilibrios en la negociación colectiva”, la ultraactividad, y la prioridad aplicativa del convenio de empresa sobre el sectorial.

“La reforma de 2012 inventó un problema donde no lo había. Si pensamos que el convenio colectivo es una herramienta capital, no puede estar sometido a la tensión de que si no hay un acuerdo en la renovación del convenio, el convenio desaparece. La ultraactividad se podía limitar antes del 2012 y del 2010 y nunca fue un problema. Lo importante es recuperar el concepto de que mientras se negocia un convenio, el convenio permanece vigente”, ha explicado Sordo.

Cuando terminen las negociaciones sobre la reforma laboral, Sordo no descarta comenzar otro periodo de diálogo tripartito acerca de la siguiente subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), fijado en la actualidad en 965 euros mensuales.

Aunque por el momento Sordo no tiene “ninguna pista para pensar que el Gobierno no va a cumplir” con el próximo incremente pactado, deja la puerta abierta a “un periodo de consultas con los agentes sociales que puede abrir un periodo de negociación”.

No obstante, confía en que en enero el SMI se sitúe en 1.000 euros, para cerrar la legislatura en el 60% del salario medio español.

MOVILIZACIONES EN EL TRANSPORTE Y EL CAMPO

Sordo ha aclarado en este desayuno que las protestas del transporte para los próximos días “se sustenta en dos vertientes distintas”. Por un lado, el paro patronal y, por otro, una movilización por las condiciones salariales y laborales de los trabajadores del sector.

Para el secretario general de CCOO, el transporte tiene un problema “más complejo que el incremento de costes” y “la coyuntura de los precios del carburante”. “Tanto en el transporte como en el campo hay deficiencias estructurales”, ha señalado Sordo, y ha sugerido “aumentar el tamaño de las empresas” para poder corregirlos.

También se ha referido a la convocatoria conjunta de CCOO y UGT de este jueves en Madrid, Valladolid y Valencia para exigir una subida salarial que permita a los trabajadores mantener su poder adquisitivo de acuerdo a la subida de la inflación y la recuperación de la negociación. Sordo ha abogado por la recuperación del poder adquisitivo de los salarios en un plazo de dos o tres años.

Además, ha alertado de que el repunte de la inflación “no va a ser tan corto como parecía”, ya que una de sus causantes, los precios energéticos, “tiene toda la pinta de que no va a durar un rato”.

“Si no queremos provocar una espiral inflacionista, tenemos que salirnos de la coyuntura, porque los convenios colectivos no se negocian ni para un mes ni para tres”, ha añadido, al mismo tiempo que ha pedido un quinto acuerdo para el empleo y la negociación colectiva.

FUERZAS PROGRESISTAS PARA 2023

Sordo ha evitado pronunciarse sobre la posible candidatura de la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, a la Presidencia en las elecciones generales de 2023. “CCOO no está para apoyar iniciativas partidistas. Ni lo está ni lo va a hacer”, ha zanjado el secretario general del sindicato.

No obstante, ha reconocido que “a nadie se le escapa” que en las próximas elecciones generales en el lado “progresistas” van a tener que concurrir “dos espacios políticos” que se agruparán en torno al PSOE y a Unidas Podemos.

“En función del momento histórico que vive nuestro país, sería más que recomendable un espacio político armado en una única opción. Esto es una opinión. Los protagonistas de ese espacio tendrán que gestionar el tiempo que les queda, con la suficiente inteligencia para lo que necesita este país”, ha añadido.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.