Sordo defiende renovar los ERTE sin hacer “grandes inventos” y pensar también en su uso para la normalidad

El secretario general de CCOO, Unai Sordo, se ha mostrado partidario de renovar en España los ERTE “en condiciones como las actuales” o “muy similares”, ya que no cree que sea el momento de hacer “grandes inventos”.

Al mismo tiempo, ha defendido que también hay que ir pensando es la configuración de la herramienta de los ERTE “para los periodos de normalidad”.

“Los ERTE han servido, han sido muy útiles en la pandemia, pero los ERTE tienen que servir para que en el futuro, cuando salgamos de esta crisis económica sirvan de alternativa a la contratación temporal y al despido”, ha señalado a preguntas de los medios antes de la inauguración este jueves en Mérida del XI Congreso Regional de CCOO de Extremadura.

Así, Unai Sordo ha señalado que los ERTEs “han sido la herramienta que ha permitido salvar tres millones de puestos de trabajo en España”, de tal modo que “si ha funcionado bien en el último momento de utilizarla no vale la pena hacer grandes cambios”.

“Creo que hay que renovar los ERTE en condiciones como las actuales o muy similares, no creo que sea el momento de hacer grandes inventos, y lo que sí hay que ir pensando es en los ERTE para los periodos de normalidad”, ha incidido.

INTERVENCIÓN EN LOS ERE

Por otra parte, preguntado sobre los ERE y posibles medidas de intervención que estaría estudiando el Gobierno central, Unai Sordo ha indicado que el “problema” es que la reforma laboral entre otras consecuencias lo que ha provocado es que ha “desprovisto” de herramientas al poder público, a la administración laboral para poder “condicionar las decisiones de las empresas”.

“En España desde que se eliminó la autorización administrativa de los ERE las direcciones de trabajo tienen muy poca capacidad de influir en las decisiones de las empresas, sobre todo de las multinacionales”, ha espetado el responsable de CCOO.

Así, ha defendido que por tanto dentro de lo que a juicio de su sindicato hay que “corregir” de la reforma laboral “parte de esos aspectos que hay que corregir tienen que ver con que el Estado pueda tener más palancas de presión y de condicionar las decisiones de empresa”, como según ha indicado ocurre en otros países europeos como en Francia, donde “no es factible que una empresa deje de invertir en el territorio sin plantear un plan social, un plan industrial alternativo”.

“En España las empresas vienen y cuando quieren se marchan prácticamente sólo poniendo dinero en la mesa… Es decir, con que no le declaren el ERE nulo prácticamente tienen la sartén por el mando para hacer y deshacer a su antojo”, ha espetado.

“Por lo tanto, si el Gobierno quiere tener herramientas de presión para poder condicionar las decisiones de las empresas está bien que lo diga, y está mejor que lo haga, pero entre otras cosas hay que abordar esa reforma laboral que sigue pendiente de ser derogada”, ha concluido.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.