Tempos alerta de que una “suspensión total” del gas ruso puede subir el ‘pool’ a más de 350 euros/MWh

Sería el peor de los escenarios para Europa dado que el TTF podría situarse en máximos de 180 euros/Mwh

SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)

La consultora Tempos Energía ha subrayado este miércoles que más retrasos en la reparación de las bombas de Gazprom, la mayor gasística rusa, podrían conducir, en el peor de los escenarios, “a la suspensión de todos los flujos de exportación”, una situación que elevaría el precio del mercado mayorista de electricidad (‘pool’) más allá de los 350 euros megavatio hora (MWh).

“Europa depende más que nunca de las plantas de gas natural licuado (GNL) procedentes de EE.UU., Nigeria y Argelia para cubrir el posible déficit de los flujos de gas ruso”, ha destacado la consultora.

- Publicidad-

Esto se debe a que Gazprom indicó problemas técnicos en su estación compresora Baltic Portovaya, el punto de entrada para la tubería submarina del gasoducto Nord Stream 1. Según la gasística rusa, ha tenido que detener varias unidades compresoras debido a problemas en las turbinas, fabricadas por Siemens, que son cruciales para el funcionamiento de esta infraestructura.

Por su parte, Siemens ha señalado que las turbinas permanecen en Canadá, “no siendo posible su movimiento debido a las sanciones contra Rusia”. Según los expertos de Tempos Energía, ante este escenario “la consecuencia más inmediata será la reducción de un 25% de los flujos al gigante energético alemán Uniper, así como de un 50% a la italiana Eni”.

Esta pérdida de suministro ruso ha coincidido, además, con una caída en la capacidad de EE.UU. para enviar gas natural licuado (GNL) a Europa, después de que una importante terminal de exportación, Freeport, fuese dañada por un incendio.

Este operador ha señalado que la planta puede tardar hasta 90 días en volver a estar parcialmente en línea, con lo que “no se espera que la capacidad total esté disponible hasta finales de 2022”, han asegurado desde Tempos.

Ante estas problemáticas adyacentes, para el CEO y director técnico de la consultora energética, Antonio Aceituno, el mayor desafío al que se enfrenta el mercado “pasa por evaluar el impacto de la desaceleración resultante en las inyecciones de almacenamiento”.

De hecho, Moscú ya ha afirmado que, “en el peor de los casos, más retrasos en las reparaciones de las bombas podrían conducir a la suspensión de todos los flujos”.

Llegados a este punto, “altamente agresivo” para el experto energético, “la región no logrará alcanzar los niveles de reservas que ordenó la Unión Europea para el comienzo de la temporada de calefacción”, lo que implica “altas probabilidades de quedarnos sin existencias por completo a partir de primeros de 2023”, ha dicho Aceituno.

TRES POSIBLES ESCENARIOS

Por ello, los expertos de Tempos Energía han coincidido en que “Europa depende ahora más que nunca de las entregas de gas natural licuado y los precios permanecen lo suficientemente altos como para poder atraerlo”.

Desde esta premisa, contemplan tres posibles escenarios de precios para el gas y, en consecuencia, para poder calcular el precio total de la energía eléctrica.

En primer lugar, apuntan que “el impacto de la planta de Freeport no sería tan grande como el corte de flujos de gas de Rusia” debido a que “los cargamentos de plantas estadounidenses más grandes como Sabine Pass, Corpus Christi o Cameron también podrían ayudar a abastecer a Europa”.

Además, “los precios al contado, que son favorables, significan que países como Nigeria y Argelia también podrían aumentar la producción para ayudar a llenar el “vacío” de Freeport. En estas circunstancias, y si los flujos rusos se reanudasen al nivel de hace semanas y las llegadas de GNL se mantuviesen en registros récord, “la mayoría de las instalaciones de almacenamiento podrían estar llenas a finales de agosto”.

Entonces, “el TTF (precio de referencia del gas en Europa) caería por debajo de los 70 euros/MWh, provocando un ‘pool’ en torno a los 140 euros/MWh”.

El segundo escenario probable es que “el precio del gas siga creciendo de manera proporcional al tiempo que dure la incertidumbre”, provocando que “se estabilice por encima de los 120 euros/MWh, en un mercado mirando la cota de los 170 euros/MWh, con un valor de ajuste pivotando entre los 90 y los 100 euros/Mwh, dando un montante total (del ‘pool’) por encima de los 250 euros/Mwh”. A partir de aquí, “a corto plazo no sería posible reemplazar el gas ruso”.

La tercera posibilidad que plantea la consultora energética “sería altamente agresiva” y llegaría a producirse “si los flujos de entrada por el Nord Stream se redujeran a cero por las incidencias de Gazprom”. Entonces, el TTF podría situarse en máximos de 180 euros/MWh, con un valor total del precio de la energía por encima de los 350 euros/MWh, asegura la consultora.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.