Tubacex ve amenazada la continuidad de TTI y Aceralava y avisa de efectos irreversibles si se rechaza su plan

Traslada a la plantilla y al comité que, tras su decisión, “no puede mantener todos los compromisos de futuro” incluidos en su propuesta

BILBAO, 1 (EUROPA PRESS)

El grupo Tubacex ha trasladado al comité de empresa y a las plantillas de TTI y Aceralava que el rechazo a su propuesta puede tener “efectos irreversibles” y ha asegurado que el “daño reputacional” ocasionado por la huelga indefinida que se mantiene en estos centros, junto a la “débil” situación de mercado, “amenaza seriamente la continuidad de estas plantas”.

En la comunicación remitida a la plantilla y al comité de empresa, a la que ha tenido acceso Europa Press, la dirección del grupo Tubacex ha lamentado el rechazo formal de la representación sindical a su propuesta, en la que se comprometía a mantener hasta 2024, tanto el volumen de empleo a fecha de hoy, pero ya sin los 129 trabajadores incluidos en el ERE planteado, como los salarios conforme a las tablas definitivas de 2021, entre otros planteamientos.

La empresa condicionaba la validez de esta propuesta a “la vuelta a la normalidad productiva antes de este pasado lunes en las plantas del grupo (TTI y Aceralava), donde se mantiene desde hace más de tres meses una huelga indefinida contra el ajuste de empleo realizado.

“EFECTOS IRREVERSIBLES”

Tras el rechazo “unánime” del comité a esa propuesta, el grupo Tubacex les ha trasladado que esta decisión puede tener “efectos irreversibles” en las plantas alavesas. En este sentido, recuerda que la “escasa” cartera de perdidos actual “desaparecerá por completo en el corto plazo”.

Asimismo, asegura que la pérdida de clientes importantes y los costes de penalizaciones durante esta huelga son “ya un hecho irreparable”. “La desactivación de la huelga y la consiguiente vuelta a la actividad hubiera permitido disponer de pedidos que producir en Llodio y Amurrio, sin los cuales no podremos arrancar estas plantas”, ha afirmado.

Además, agrega que las circunstancias actuales hacen “imposible” captar nuevos pedidos para estas plantas por la “incertidumbre” en la gestión de entregas, sin “perder de vista que los posibles retrasos acarrearían penalizaciones por parte de los clientes que serían inasumibles”.

La dirección del grupo Tubacex afirma que el “daño reputacional” ocasionado por esta huelga sumado a la “débil” situación de mercado “amenaza seriamente la continuidad de estas plantas”.

Asimismo, Tubacex muestra su perplejidad porque el comité haya adoptado de modo unánime decisiones “trascendentales sin haberse consultado a la plantilla en la forma debida”. “Sucedió con el rechazo a la oferta de negociar ajustes para evitar despidos, posteriormente con la convocatoria de la huelga indefinida y ahora con el rechazo a esta propuesta de futuro con garantías de empleo, inversiones y mejora de lascondiciones de salida”, advierte.

Por último, afirma que, como consecuencia del rechazo de la propuesta por parte del comité, no puede mantener todos los compromisos de futuro incluidos en la misma.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.