UGT denuncia un empeoramiento en la gestión de los riesgos laborales a causa de la pandemia

El sindicato lamenta que pese a que descendió el número de accidentes en 2020, aumentó el número de fallecidos

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

La Unión General de Trabajadores (UGT) ha denunciado que los datos de siniestralidad laboral de 2020, facilitados por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, muestran “inasumibles deficiencias” en la gestión de riesgos laborales por parte de las empresas, especialmente en aquellos relacionados con riesgos psicosociales, tan acuciantes a lo largo de esta pandemia.

Para el sindicato, la externalización generalizada de la gestión preventiva de los centros de trabajo, unida a la precarización de las condiciones de trabajo (que incluye la inestabilidad en el empleo, la alta temporalidad y la parcialidad involuntaria), hace que “no se garantice la seguridad y salud de las personas trabajadoras”.

Por ello, ha instado al Gobierno a abrir una mesa de diálogo social en materia de siniestralidad laboral para acordar medidas urgentes que pongan fin a esta situación.

“Esta mesa, además de plantear la derogación de la reforma laboral por ser la principal causante de la precarización, debe prestarespecial atención a la protección de la salud mental, que se ha visto gravemente dañada debido al miedo al despido y al estrés laboral asociado a las jornadas interminables, a la imposibilidad de desconectar y al aumento de la carga de trabajo que ha traído el trabajo en remoto”, han afirmado desde UGT, que también ha pedido mayores recursos “materiales y humanos” para la Inspección de Trabajo.

Además, también ha recalcado la importancia de crear un “Plan de choque contra la siniestralidad laboral” a nivel nacional, que articule propuestas para reducción de la incidencia de los riesgos psicosociales y que establezca la creación de la figura del delegado/a territorial y/o delegados/as sectoriales de prevención a través de la negociación colectiva.

MENOS ACCIDENTES, MÁS MUERTES

En 2020 se produjeron 473.753 accidentes con baja durante la jornada laboral entre trabajadores asalariados, y 31.775 entre trabajadores por cuenta propia (lo que supone un descenso del 22,9% y del 11,5%, respectivamente). Del total de accidentes con baja en jornada, 3.645 fueron graves y 634 mortales, por lo que se produjeron 689 accidentes graves menos, pero 73 mortales más. Esto significa un aumento de la mortalidad en un 15,9%, hasta los 3,49 accidentes mortales por cada 100.000 trabajadores.

Las personas trabajadoras de más de 60 años y los que se encuentran entre los 55 y los 59 son los que mayor incidencia presentan en accidentes mortales en jornada (con 6,95 y 6,48 accidentes por cada cien mil trabajadores).

La juventud, probablemente debido a la precariedad de los trabajos alos que consigue acceder, sufre la mayor incidencia de accidentes con baja en jornada. Para los varones entre 16 y 19 esta es de 5.799,9 y para los que están entre los 20 y los 24 es de 4.573,6 accidentes por cada cien mil trabajadores.

Los asalariados con contratos temporales presentan una incidencia superior a los que tienen contratos indefinidos (3.972 accidentes por cien mil trabajadores frente a 2.286). Por otra parte, los accidentes de tráfico fueron la primera causa de accidente ‘in itinere’ con 36.139 casos y 109 fallecimientos.

Andalucía (76.084), Cataluña (75.806) y Madrid (57.654) son las tres comunidades autónomas que presentan un mayor número de accidentes de trabajo con baja en jornada laboral. Las muertes incrementan en mayor medida en Castilla y León, con 20 muertes más, Castilla-La Mancha (17) y País Vasco y Andalucía (16 muertes más en cada una).

La industria manufacturera es la que presenta un mayor número de accidentes con baja en jornada (79.982), seguida por la construcción (70.997) y el comercio (60.157). Esto, han afirmado desde UGT, implica el descenso de accidentes en todas las secciones de actividad; sin embargo, se registran incrementos de los accidentes mortales en la industria manufacturera (21 muertes más) y en la agricultura, ganadería, silvicultura y pesca (34).

Además, en las actividades sanitarias y de servicios sociales, que fueron las más tensionadas durante la pandemia, aumentó en un 12,5% el número de accidentes y en 20 personas el número de muertes.

Por último, la organización sindical declara que durante el 2020 solo se han calificado como accidente de trabajo 13.454 contagios por Covid, de los cuales 42 fueron graves y 28, mortales. Las actividades sanitarias y servicios sociales, altamente precarizadas debido a las políticas de recortes, son las que presentan la mayor cantidad de accidentes de trabajo por este motivo con 13.056 casos (24 mortales).

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.