UGT insta a Escrivá a cambiar la ley para garantizar una pensión sin recortes en carreras de más de 40 años

MADRID, 8 (EUROPA PRESS)

UGT ha pedido este jueves al ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, que no espere a 2022 y modifique ya la legislación para garantizar que no se recortará la pensión a aquellos ciudadanos con carreras de cotización de más de 40 años.

El sindicato ha recordado al ministro que muchos pensionistas afectados por estos recortes en sus pensiones viven una situación de «pobreza extrema», por lo que no pueden esperar más.

El pasado 4 de febrero, UGT, la Unión de Jubilados y Pensionistas UJP-UGT, Confedetel y ASJUBI40 presentaron dos escritos dirigidos a la presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo, Magdalena Valerio, instándole a que reclamara al Gobierno el estudio sobre los perjuicios que se ocasionan a las personas que se jubilan anticipadamente, el 81% de ellas procedentes del paro.

Asimismo, reclamaron añadir a las recomendaciones del Pacto de Toledo la revisión del concepto de contributividad de las pensiones para las largas carreras de cotización, con el objetivo de conseguir que las carreras de cotización por encima de 40 años generen una pensión «digna y sin recortes».

El Pacto de Toledo atendió estas demandas e incluyó en el acuerdo la recomendación 12, por la que se insta al Gobierno a dar una solución a este problema.

«Sin embargo, la respuesta del ministro anunciando que se dejaba este tema para 2022 no sólo es un jarro de agua fría para un colectivo afectado por los recortes injustos en su pensión, pues han sido expulsados del mercado laboral la mayoría por superar los 50 y sin opciones, forzados a jubilarse, sino que incumple las obligaciones establecidas en las recomendaciones del Pacto de Toledo», denuncia UGT.

El sindicato subraya que, debido a la reforma laboral de 2012, se despidieron en España a cinco millones de personas, la mayoría de ellos mayores de 55 años, que vieron interrumpida su carrera de cotización y, por tanto, mermadas sus pensiones, en algunos casos hasta en un 40%.

«Son 530.000 trabajadores procedentes de ERE y obligados a jubilarse a los 61 años, con los consiguientes coeficientes reductores», denuncia UGT, que recuerda que la ley obligaba a estos desempleados a jubilarse anticipadamente si percibían el subsidio por desempleo, a los 61 años, con el recorte «forzoso» que supone anticipar la edad de jubilación y con el recorte añadido por los vacíos de cotización causados por la situación de desempleo.

Aunque esta ley ya ha sido eliminada, UGT advierte de que ha estado perjudicando durante ocho años a estas personas, por lo que reclama despenalizar ya los coeficientes reductores de las jubilaciones pasadas y futuras para las jubilaciones involuntarias (incluidas las involuntarias encubiertas procedentes de ERE, despidos colectivos involuntarios, contratos individuales de prejubilación involuntarios, etc.).

noticias relacionadas.

- Publicidad -

top stories.