Un 10% de deuda sectorial de la banca puede estar en riesgo por la guerra y la escalada de precios, según A&M

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El director sénior de Alvarez & Marsal (A&M), Eduardo Areilza, calcula que un 10% de la deuda sectorial de la banca española podría estar en riesgo por la guerra y la escalada de precios de la energía y las materias primas, al tiempo que prevé que las entidades mantengan en sus balances las provisiones extraordinarias dotadas por el coronavirus hasta que se disipe la incertidumbre sobre las perspectivas económicas.

Así lo ha señalado este lunes durante la presentación del informe ‘El pulso de la banca española’, en la que ha analizado el impacto de la crisis provocada por la guerra entre Ucrania y Rusia y la escalada de precios globales y ha apuntado que el efecto puede ser relevante para subsectores industriales como acero, minerales, químicos o energía, que pueden ver sus márgenes comprimidos al no poder hacer un traspaso del aumento de precios.

Una desconexión total de las exportaciones e importaciones de Ucrania y Rusia por la guerra y una subida del precio de la energía y materias primas del 200% de forma continuada motivaría que un 10% de exposición del sector bancario español podría verse afectado. En total, son 64.473 millones de euros de la exposición total a empresas de 652.357 millones de euros.

Según Areilza, ninguna entidad bancaria española destaca especialmente por su exposición a estos sectores, si bien los que tienen mayor cuota de deuda empresarial (Santander, Sabadell o CaixaBank) son los que tienen una mayor cuota en industria. El Banco Central Europeo (BCE) ya estaría pidiendo este tipo de análisis a los bancos europeos.

Las entidades bancarias cuentan con un 20% de créditos en vigilancia especial (‘stage 2’) y un exceso de provisiones que podrían mantener en balance por prudencia. “Dudo que las liberen hasta que no se aclaren las perspectivas económicas, porque no es solo el tema de la guerra, sino de indicadores macroeconómicos. Ya no se sabe si va a haber crecimiento y hasta que no tengan clara esa perspectiva puede que sean más cautos”, ha apuntado Areilza.

De su lado, el director general y responsable de Alvarez & Marsal en España y Portugal, Fernando de la Mora, ha avisado de que la crisis de Ucrania añade más incertidumbre sobre la evolución de los préstamos con aval del Instituto de Crédito Oficial (ICO), pues algunos de los sectores afectados por el Covid-19 podrían verse doblemente impactados por la crisis bélica y la escalada de precios, si bien prevé que lleguen nuevas ayudas públicas que contrarresten el impacto en la morosidad.

Además, ha advertido de que, según la normativa regulatoria, cualquier nueva refinanciación o cambio en los términos del crédito generaría una clasificación automática del préstamo que estaba en ‘stage 2’ a ‘stage 3’, una condición que fue congelada por las autoridades europeas durante la pandemia aplicó criterios de flexibilidad, lo que generaría un aumento de la morosidad.

Por otro lado, los expertos de Alvarez & Marsal han reconocido que la subida de precios supondrá un nuevo reto para las entidades, que deberán compensar los costes adicionales derivados de que muchos contratos estén ligados ala inflación para no perder los ahorros conseguidos con sus procesos de reestructuración. Aunque no prevén “procesos radicales” de reestructuración, sí creen que las entidades tendrán que hacer una gestión activa de los costes y esfuerzos de consolidación.

De conseguir contrarrestar este aumento de costes, y con una subida de tipos de interés en Europa a finales de este año o principios del siguiente, el director sénior de Alvarez & Marsal vaticina que los bancos españoles con rentabilidades cercanas al 7% alcanzarán el 10% necesario para cubrir el coste del capital “en un par de años”.

OCHO BANCOS MEJORAN SU ‘SCORE FINANCIERO’

El informe ‘El pulso de la banca española’ analiza la evolución de los diez principales bancos españoles en términos de crecimiento, liquidez, eficiencia, riesgo, rentabilidad y solvencia a lo largo del año 2021. La edición de este año ha introducido nuevos rankings centrados en digitalización y sostenibilidad.

Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell, Bankinter, Abanca Kutxabank e Ibercaja mejoraron su ‘score’ financiero respecto a 2020, mientras que Unicaja Banco y Cajamar empeoraron los suyos. Las mejores puntuaciones las obtuvieron Bankinter, Kutxabank y BBVA.

El sector dobló su rentabilidad, hasta el 7,15%, gracias al menor ritmo de provisiones y a la mejora de eficiencia, alcanzando niveles similares a los de antes de la pandemia, siendo mejores las puntuaciones de Bankinter y BBVA. El margen de intereses siguió cayendo y alcanzó un mínimo histórico del 1,02%, aunque Alvarez & Marsal prevé que este año se presente un punto de inflexión por la posible subida de tipos a final del año, mientras que las comisiones elevaron su peso al 37% de los ingresos del sector. Los bancos con mayor capacidad de generación de ingresos totales sobre activos en 2021 fueron Sabadell, Santander y Bankinter.

El nivel de eficiencia de la industria se situó por debajo del 55%, entre los mejores de Europa, impulsado por el cierre del 24% de las oficinas y la reducción de plantilla del 8% desde 2019, con parte de los ahorros pendientes de materializarse durante 2022. El informe refleja un alza en la productividad por sucursal de todas las entidades, situándose Bankinter y Santander como los bancos con mayor productividad por sucursal, siendo este último el que registró una mayor mejora.

El coste del riesgo del sector volvió a los valores previos a la pandemia del coronavirus, situándose en 46 puntos básicos, con unos niveles de cobertura superiores al 63%, y la ratio de morosidad continuó por debajo del 4%, por el descenso de préstamos dudosos. Las entidades con menores niveles de morosidad al cierre de 2021 fueron Kutxabank (1,9%), Abanca (2,1%) e Ibercaja (2,3%), mientras que las que presentaron mayores ratios fueron Santander (5,8%), Sabadell (4,4%) y Cajamar (3,7%).

Por otro lado, la solvencia media del sector continuó en máximos de los últimos cinco años, presentando un CET1 ‘fully loaded’ del 12,8%. Aunque la banca está todavía lejos de los niveles de solvencia de la Unión Europea, que se sitúa en el 15,7%, Alvarez & Marsal estima que existirá una convergencia a la baja entre los niveles europeos y los españoles debido a las nuevas normas de capital de Basilea.

El informe aprecia cambios “intensos” de cuota de mercado en el ámbito del crédito y los fondos de inversión. CaixaBank, Ibercaja y Sabadell han reducido su cuota de mercado en préstamos a hogares y Santander, Bankinter, Unicaja, Kutxabank y Abanca la han aumentado, mientras que en créditos corporativos han reducido su cuota Santander, Sabadell, Cajamar y Bankinter y han aumentado la suya BBVA, Abanca, Kutxabank y Unicaja. En fondos de inversión, CaixaBank, Bankinter, Sabadell y Cajamar han perdido cuota de mercado, mientras que Ibercaja, BBVA, Santander, Abanca, Kutxabank y Unicaja la han aumentado.

En general, cambiaron de manos el 2,5% de los préstamos a hogares, el 4,7% de los créditos a empresas y el 2,9% de los fondos de inversión lo que reflejaría una fuerte competencia, mientras que solo el 0,95% de los depósitos se ha movido.

DIGITALIZACIÓN Y SOSTENIBILIDAD

Como novedad, Alvarez & Marsal ha desarrollado dos nuevos rankings sobre digitalización y sostenibilidad. BBVA y Santander son los bancos con mejor puntuación digital dentro de las cinco entidades grandes, mientras que Abanca y Cajamar destacaron entre los cinco bancos medianos, teniendo en cuenta elementos cuantitativos y de percepción de los usuarios.

Respecto a sostenibilidad, la consultora ha combinado el análisis de las agencias de rating con la visión de los usuarios, concluyendo que las entidades con mejor percepción combinada de ambos colectivos son Bankinter, CaixaBank y Santander.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.