Un minicrédito a dos meses cuesta 128 veces más que un préstamo al consumo, según Asufin

La TAE media de los minicréditos se sitúa en el 3.350%

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

Asufin ha advertido de que los nuevos minicréditos con un plazo de dos meses es una modalidad que, si bien se acerca a la de un préstamo personal, presenta una TAE media del 838%, lo que supone un coste 46 veces superior al de una tarjeta de crédito y hasta 128 veces más que la media de los préstamos al consumo.

Así lo refleja el III Barómetro Asufin, que constata que los minicréditos siguen siendo uno de los productos más costosos del mercado de la financiación, con una media de precios TAE (que incluye todos los gastos asociados a la operación) del 3.350%, ligeramente por debajo del 3.436% de la edición de 2021 debido a que ha dejado de operar en España Kredito 24.

- Publicidad-

El plazo medio de los minicréditos ha subido en casi 10 días en un año, hasta los 46,7 días de media, mientras que el plazo mínimo que ofrece la media del sector se ha elevado a 15 días, frente a los 6 días de hace un año, por la ampliación de plazos de operadores que solo comercializan a plazos de 60-62 días, cuando en 2021 este no superaba los 30 días.

La cantidad máxima que arroja la media del sector se sitúa en 827 euros, 57 euros más que en el año 2021, y cinco operadores ya ofrecen minicréditos de más de 1.000 euros.

Asufin ha destacado que, como novedad, ha aparecido un nuevo plazo de dos meses (60 a 62 días). Además, aunque la mayoría de los minicréditos exigen devolver capital e intereses en el vencimiento del préstamo, Moneyman permite que los préstamos a dos meses se devuelvan en dos cuotas.

En este sentido, Asufin ha advertido de que los minicréditos a dos meses, que se acercan a la modalidad de préstamo convencional, sigue resultando “muy cara”, pues la TAE media de los tres operadores que ofrecen el nuevo producto (Fiesta Crédito, Moneyman y Vivus) es del 838%, 46 veces más cara que la de una tarjeta de crédito (18,2%) y hasta 128 veces más que la media de los préstamos al consumo, en el 6,55%.

Esto supone que pedir 300 euros a devolver en dos meses a través de un minicrédito cuesta 72,80 euros en intereses, frente a los 2,16 euros de una tarjeta de crédito.

Por ello, Asufin ha alertado que se trata de “un producto de riesgo importante para los consumidores”, tanto por su elevado tipo de interés como por dirigirse en especial a un perfil de consumidor que atraviesa dificultades económicas y que no consigue financiación por vías tradicionales, incluso a personas que tienen registrados impagos en Asnef.

Asimismo, la asociación de usuarios financieros ha puesto el foco en los minicréditos de plazos superreducidos. En plazos de devolución a 7 días para operaciones de 50 euros, ha encontrado una TAE media que supera el 70.300%, mientras que para el minicrédito a un solo día (pensado para adelantos de nómina) el coste de la TAE puede dispararse hasta 17 dígitos.

Asufin también ha alertado de que la comercialización de minicréditos se está centrando en intermediarios, lo que genera “mayor opacidad para el inversor, en productos ya de por sí poco transparentes”.

Además, ha apuntado que el auge de webs de terceros como Money24, Crezu o minicredito24 muestra que las operaciones están copadas por empresas domiciliadas fuera de España, con la consecuente debilidad en el control de las mismas.

“Con una subida de tipos en ciernes, el riesgo de que estos productos aumente su comercialización en colectivos excluidos de otras vías de financiación es más evidente y con ello un factor a vigilar”, ha señalado Asufin.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.