Unión de Uniones alerta de la pérdida de cultivos ante el aumento de costes de riego y la falta de lluvias

Reclama a Planas un reparto del agua “más justo” y medidas fiscales

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

Unión de Uniones ha alertado de la pérdida de cultivos y la merma de las cosechas ante el aumento de costes de riego y la falta de lluvias, según ha informado en un comunicado.

En concreto, la organización agraria ha reclamado al ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, un reparto del agua “más justo” y medidas fiscales para abordar los altos costes.

Unión de Uniones agradece que Planas se haga cargo de la situación que atraviesa el sector, pero insta a que, además de invitar a Bruselas a que interceda a través de aumento del anticipo de pagos directos o la creación de fondos de desarrollo rural, ponga en marcha medidas a nivel estatal que puedan ayudar a revertir la situación.

La organización pide que Agricultua “ponga cartas” en el asunto en lo relacionado con la política de riego actual de modo que se haga un reparto “más justo” del agua y no se queden zonas productoras sin atender.

En este sentido, solicita que Enesa y Agroseguro extiendan la indemnización a cultivos de riego que verán mermadas sus producciones a causa de una política de agua que no funciona ni obedece a las necesidades reales del campo.

También ha pedido la aplicación de beneficios fiscales para que se puede paliar el fuerte aumento de los costes de riego y otros de producción que estarían poniendo en peligro la subsistencia de economías familiares que viven exclusivamente de la agricultura y la ganadería.

Por otro lado, la organización agraria ha destacado concretamente la situación de Extremadura y Andalucía donde a la sequía meteorológica se le une la sequía hidráulica, poniendo en jaque a amplias comunidades de regantes y el empleo en muchas cooperativas que viven de frutas y hortalizas de estas regiones.

Además, ha alertado de que la sequía no solo preocupa a la afectación que puede tener en los cultivos, sino también el fuerte impacto que puede tener en la ganadería, generalizado en todas las regiones, destacando Cataluña, con una disminución de los pastos de montaña.

La ausencia de lluvias repercute directamente, provocando que los animales tengan cada vez menos que comer y se tenga que recurrir al pienso industrial que “no para de subir de precio”.

En este sentido, los ganaderos llevan ya tiempo denunciando un aumento desmesurado del coste de los piensos que provoca el encarecimiento de la actividad ganadera, ya que esto no se consigue repercutir en precios.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.