UPA recomienda usar ropa fresca y aumentar la ingesta de agua para evitar accidentes ante la ola de calor

MADRID, 11 (EUROPA PRESS)

La Unión de Pequeños Agricultores (UPA) recomienda a los trabajadores del campo que usen ropa limpia, ligera y fresca, y aumenten la ingesta de agua para evitar al máximo los riesgos ante la ola de calor que está viviendo España durante esta semana.

En un comunicado, UPA recuerda que factores como la edad (conforme aumenta la edad de la persona, más sensible será a los efectos de este fenómeno sobre su cuerpo) y el sexo (afecta más a las mujeres) influyen en el riesgo ante este tipo de situaciones.

Entre las recomendaciones que hace a los agricultores, además de la ropa amplia y de colores claros, recomienda también evitar la exposición al sol de partes del cuerpo descubiertas, aumentar la ingesta de agua y sal para compensar las pérdidas que se producen con el sudor y si es posible, habilitar zonas de sombra o locales con aire acondicionado para el descanso de los trabajadores.

También recomienda instalar ventiladores, equipos de climatización, persianas, estores y toldos para disminuir la temperatura en caso de locales cerrados y limitar las tareas pesadas que requieran un gasto energético elevado. Si es posible, apuesta por proporcionar ayudas mecánicas para la manipulación de cargas.

Asimismo, desde UPA aconsejan aumentar la frecuencia de las pausas de recuperación (cada hora, por ejemplo) y permitir al trabajador, en la medida de lo posible, adaptar su propio ritmo de trabajo.

Por otra parte, señala que en caso de aparecer los primeros síntomas de fatiga por esfuerzo físico (dolor de cabeza, sudor abundante y pulsación alta), es pertinente descansar inmediatamente y colocarse en un lugar fresco.

Además, pide a los capataces o jefes de equipo verificar las condiciones meteorológicas de forma frecuente e informar a todos los compañeros sobre los riesgos relacionados con el calor, sus efectos y las medidas preventivas y de primeros auxilios que hay que adoptar.

También desaconseja el trabajo individual, favoreciendo el trabajo en equipo para facilitar la supervisión mutua de los trabajadores y pide planificar las tareas más pesadas en las horas de menos calor, adaptando, si es necesario, los horarios de trabajo.

Por último, UPA ha señalado que es necesario un periodo de siete a 15 días para que el trabajador se aclimate al calor. “Cuando se deja de trabajar en condiciones calurosas durante periodos como las vacaciones o bajas laborales, es necesario volver a aclimatarse al incorporarse de nuevo al trabajo”, han advertido desde UPA.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.