AEMO entrega en Expoliva sus premios que reconocen la labor de personas y entidades vinculadas al olivar

JAÉN, 23 (EUROPA PRESS)

La Asociación Española de Municipios del Olivo (AEMO) ha entregado este jueves en Jaén sus premios anuales con los que pretende poner en valor el cultivo del olivar, sus gentes y su entorno. Un total de siete entidades, empresas y profesionales han sido reconocidos en sus tres categorías.

El acto, celebrado en el marco de Expoliva, ha contado con la presidenta de la entidad, Ana María Romero; la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo; el presidente de la Diputación de Jaén, Francisco Reyes, y el alcalde de la capital, Julio Millán, entre otros.

El ganador del XIX Premio a la Difusión de la Cultura del Olivo ha sido el Centro de Interpretación del Olivar 5 elementos, presentado por Finca La Pontezuela, ubicada en Los Navalmorales (Toledo), un proyecto innovador que muestra de una forma interactiva y con gran carga digital un recorrido por el cultivo del olivo y las excelencias del aceite de oliva virgen extra.

El segundo premio de esta categoría ha sido para la iniciativa ‘¿A qué suena el Sur?’, de Oleand, Sociedad Cooperativa Andaluza de la Puebla de Cazalla (Sevilla), un paquete de ocho aceites de oliva vírgenes extra en el que cada uno de ellos representa a una capital andaluza.

El tercer premio ha recaído en el taller de difusión de la cultura del aceite ‘¿Has Begut Oli?’, presentado por la Denominación de Origen Siurana, con sede en Reus (Tarragona) y que ha llegado a más de 20.000 escolares.

Con respecto a las almazaras, Molino del Genil, de Écija (Sevilla), ha sido la galardonada con el Premio a la Mejor Almazara de España 2021, mientras que la Cooperativa Ciudad de Jaén, cuyo aceite se comercializa bajo la marca Puente Sierra, ha recibido un Accésit Especial.

Miguel Carrasco, de la almazara As Pontis, cuyo aceite se comercializa bajo la marca Vieiru, de Eljas (Cáceres), ha sido reconocido como el Mejor Maestro de Almazara 2021. Por último, el XV Premio al Mejor Olivo Monumental de España ha sido entregado al olivo Mi-lénia (Godall, Tarragona), plantado hace mil años, con una copa capaz de producir hasta 120 kilos de aceitunas y siete metros de perímetro.

En su intervención, Crespo ha apelado a la “unión del sector de olivar para ganar en dimensión” y “hablar de tú a tú” a la hora de la comercialización, al tiempo que ha subrayado que el olivar es sinónimo de calidad, cultura, tradición, fijación de población al territorio rual y, también, salud. “Tenemos que vincular cada vez más el aceite de oliva a la salud. Culturas que no tienen nuestra dieta mediterránea están acogiendo nuestro oro líquido y debemos aprovechar esas posibilidades”, ha dicho.

La consejera ha explicado que la covid-19 ha puesto de manifiesto la importancia de garantizar la soberanía alimentaria y contar con una producción variada y saludable. Ha aludido, además, al “potencial del aceite de oliva, su calidad y sus posibilidades de futuro”.

Al hilo, ha explicado que el olivar forma parte de la economía del 97 por ciento de los municipios andaluces, de modo que “dinamiza y permite pueblos vivos y fija población al territorio”. En cualquier caso, ha incidido en que “no solo es un motor económico, sino mucho más”, como muestra los galardones de AEMO.

“Estos premios, en cambio, ponen su acento en el origen de la producción: en las almazaras, sus mejores maestros, en los olivos monumentales y en la difusión de toda una cultura propia que representa el olivar”, ha afirmado, no sin dar la enhorabuena a todos los galardonados y felicitar a la asociación por impulsarlos.

VERTEBRACIÓN

Crespo ha resaltado que estos reconocimientos reflejan la capacidad del olivar de vertebrar el mundo rural en la península. “Esta feria internacional profundiza en los avances en el campo del I+D+i, la comercialización, las tendencias, la tecnología aplicada a los cultivos o sus envases, pero sin olvidar una cuestión básica: el olivar forma parte de la cultura andaluza y española”, ha destacado.

Asimismo, ha valorado que todas las administraciones han destacado la singularidad del “mar de olivos” y han avalado por unanimidad que la candidatura del paisaje del olivar en Andalucía sea presentada por el Gobierno de España en enero de 2022 en la Unesco para su tramitación y reconocimiento como Patrimonio Mundial en 2023.

Tampoco ha olvidado la contribución de este cultivo al desarrollo sostenible, porque “es sumidero de CO2”. A su juicio, “el futuro del aceite de oliva se escribe con letras mayúsculas” desde la diversificación, la calidad y siendo capaces de vincular la nueva PAC al medio ambiente. Al respecto, ha defendido que “los ecoesquemas tienen que reflejar que es un sector que respeta al entorno natural” y que se presenta como un nuevo nicho de mercado y creación de empleo a través de la economía circular.

UNA MANERA DE VIVIR

De su lado, Reyes ha destacado la labor que AEMO –formada por más de 120 ayuntamientos y diputaciones españolas que tienen al olivo como seña de identidad– realiza con el objetivo de “promocionar este cultivo y lo que supone para un gran número de municipios en España y, en especial en Andalucía, donde en más de 300 poblaciones su actividad económica gira principalmente en torno al olivar”.

En este sentido, el presidente de la Diputación ha remarcado la gran importancia que tiene esta industria para la provincia jiennense. “El olivar marca nuestras costumbres, nuestra manera de vivir y es ese pegamento que fija la población al territorio y ayuda a que los pueblos no se queden desiertos como ocurre en otras zonas”, ha declarado.

Por su parte, el alcalde de Jaén ha aludido a la importancia para la ciudad de haberse incorporado a AEMO para dejar claro su papel “como capital mundial del aceite de oliva y de una provincia que es referente de este sector”. Al respecto, ha hecho hincapié en la necesidad de que todos los municipios aceiteros trabajen de forma conjunta para sacar el máximo partido a un sector industrial, una gastronomía y una cultura milenaria, vinculada al mundo del aceite, que los hace únicos y que ofrece grandes posibilidades de crecimiento y desarrollo económico y social.

Millán ha felicitado a los galardonados y les ha dado la bienvenida a la capital al tiempo que les ha invitado a disfrutar de su patrimonio y su gastronomía durante estos días en los que se celebra la mayor feria del sector oleícola que convierte a Jaén en un escaparate único.

Ha recordado que el Ayuntamiento aprobó hace dos años la adhesión de Jaén AEMO, dado que no formaba parte de la asociación, a pesar de que su término es el segundo territorio con mayor superficie de olivar de la provincia, es decir, uno de los de mayor superficie mundial, y registra producciones que se acercan a los 40 millones de kilos de fruto y ocho millones de kilos de aceite de oliva.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.