Banco de España alerta sobre la “debilidad” de la productividad y valora la creación del Consejo

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El Banco de España ha advertido de que la productividad sigue registrando una “notable debilidad”, lo que podría actuar como un factor limitante del crecimiento económico a medio y largo plazo, por lo que desde el organismo se valora la creación por parte del Gobierno de un Consejo de la Productividad para atajar este problema.

En la presentación del informe trimestral, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, ha recordado que desde hace años el organismo ha venido insistiendo en que la economía española tiene un problema de baja productividad.

Además, el organismo ha alertado de que esta atonía de la productividad estaría contribuyendo, en parte, a un aumento de los costes laborales unitarios que podría redundar en una mayor persistencia de las presiones inflacionistas nacionales y en posibles pérdidas de competitividad internacional.

- Publicidad-

Con todo, y a pesar de la revisión al alza del PIB por parte del Banco de España hasta el 1,9% este año, la productividad aparente del trabajo seguirá mostrando una “considerable debilidad” durante 2024, aunque se prevé que registre una cierta recuperación a lo largo de los próximos tres años.

Por ello, desde el Banco de España consideran “positiva” la creación del Consejo Nacional de la Productividad, del que el propio organismo formará parte. Este Consejo dará respuesta a la recomendación del Consejo de la Unión Europea para que los Estados miembros contaran con un organismo que se encargara de forma específica de analizar la evolución y las políticas en el ámbito de la productividad y la competitividad, con el objetivo es fomentar la aplicación de reformas que inciden en su mejora y de forma adicional en un mayor crecimiento económico.

El Consejo de la Productividad tendrá entre sus funciones la elaboración de análisis económicos y estadísticos y la emisión de opiniones públicas orientados a la evaluación y diagnóstico de la productividad y la competitividad de la economía española y su reparto, así como de las políticas públicas con impacto en estos ámbitos.

Así, los informes, dictámenes y trabajos del Consejo de la Productividad pondrán a disposición de los poderes públicos un amplio catálogo de análisis y medidas que permitirán a los diferentes niveles de la Administración adoptar políticas que favorezcan la productividad y competitividad.

DEBILIDAD DE LA INVERSIÓN

En cuanto a la inversión empresarial, el Banco de España ha señalado que en el cuarto trimestre de 2023 presentó un comportamiento peor del anticipado y se contrajo un 2% intertrimestral. Este retroceso, mayor que el observado en el tercer trimestre (del 0,7%), fue generalizado, aunque destacó la caída de la inversión en maquinaria y bienes de equipo (del 4,8%).

“La acumulación de diversas sorpresas negativas en este componente de la demanda a lo largo de los últimos trimestres podría estar reflejando una mayor debilidad estructural de la inversión empresarial que la considerada unos meses atrás”, han advertido desde el Banco de España.

Este hecho, unido a la evolución reciente de distintos indicadores cualitativos, apuntaría a una cierta fragilidad por parte de la inversión empresarial a principios de este año, algo que es común a otras economías europeas, según Gavilán. Aun así se estima una recuperación de este elemento de la economía, aunque será algo más pausada de lo previamente estimado.

A ello contribuirá la aceleración del despliegue de los fondos europeos ‘Next Generation EU’, que el Banco de España estima que en 2024 y 2025 se filtre una cantidad de en torno a 15.000 millones de euros. Aun así, lo importante en este caso no es lo que se filtre a la economía, sino más el efecto multiplicador de esas inversiones.

Por su parte, la inversión en vivienda, que avanzó un 0,2% a finales de 2023, mantendría un tono positivo en el primer trimestre de este año a la luz del comportamiento reciente del indicador de ejecución de obra. Todo ello, en un contexto de aumentos del precio de la vivienda (del 4,2% interanual a finales de 2023), explicados, fundamentalmente, por una oferta insuficiente para atender las necesidades de la demanda.

noticias relacionadas.