Bogas (Endesa) pide “celeridad” para tener un marco regulatorio y fiscal que no ponga en riesgo el PNIEC

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de Endesa, José Bogas, ha advertido de que si no se adoptan con “celeridad” las condiciones fiscales y regulatorias necesarias para abordar las inversiones previstas para la descarbonización, no se alcanzarán los objetivos del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) a 2030.

En rueda de prensa para presentar los resultados de 2023, Bogas subrayó que el retraso en corregir el marco regulatorio y fiscal supondrá un obstáculo en el ritmo inversor y “pondría en riesgo la consecución del PNIEC”.

No obstante, el directivo se mostró “absolutamente seguro” en que esas condiciones que reclama el sector “se van a dar”, ya que, en las conversaciones con el Gobierno y el regulador, ambos se han mostrado “conscientes de esta situación y de que se necesitan estos elementos de mejora de la regulación”.

- Publicidad-

Bogas reconoció que la ‘hoja de ruta’ de descarbonización del Gobierno es “un buen plan y muy ambicioso”, aunque estimó que a día de hoy “adolece del soporte regulatorio” para poder alcanzar sus objetivos.

OTROS 202 MILLONES DE EUROS EN 2024 POR EL IMPUESTO EXTRAORDINARIO.

Respecto a la prolongación en el tiempo del impuesto extraordinario sobre las eléctricas, que impactó en 208 millones en las cuentas de 2023 de la compañía y supondrá otros 202 millones de euros en las de 2024, el consejero delegado de Endesa vio al menos “una buena señal” en que se haya propuesto por el Gobierno una “mitigación” en este gravamen para impulsar las inversiones en descarbonización y el PNIEC, aunque recalcando que “nadie invertirá si no es rentable”.

Otra “señal positiva” consideró la recuperación de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) por parte del Gobierno como un órgano “más focalizado en el sector energético” y como “guardián” de la regulación y de la descarbonización.

De todas maneras, dejó claro que está en contra de ese gravamen del 1,2% sobre los ingresos de las energéticas, recurrido por todas las empresas del sector. “Si se pudiera llamar una contribución solidaria a cierta situación, pues bien, pero contribuir solidariamente no tiene sentido que sea para siempre y, por tanto, somos contrarios a mantener este impuesto”, dijo.

ELEVAR LA TASA DE RETRIBUCIÓN A LAS REDES.

En el caso concreto de las redes eléctricas, Bogas pidió un marco que garantice el terreno para poder invertir los 5.000 millones de euros anuales que serían necesarios, cifra que duplica los 2.500 millones actuales, ya que “dos años de incertidumbre es un retraso inasumible para la consecución de los objetivos del PNIEC”. “El tiempo es crucial”, añadió.

A este respecto estimó que la tasa de rentabilidad financiera (WACC) para las redes eléctricas del 5,5% vigente para este periodo no será suficiente para abordar el esfuerzo inversor necesario. “Es necesario modificar esa tasa y que las inversiones realizadas por las distribuidoras se remuneren y no se ponga en duda si se va remunerar o no”, dijo.

SEGUIRÉ MIENTRAS “TENGA ILUSIÓN Y EL ACCIONISTA QUIERA QUE SIGA”.

Por otra parte, respecto a su futuro, el consejero delegado de Endesa aseguró que seguirá al frente de la compañía mientras “tenga fuerzas, ilusión y el accionista -Enel, que posee un 70% del capital quiera que siga”. “En este minuto tengo ilusión, fuerzas y el accionista sigue contento. No preveo así ningún cambio”, añadió.

Respecto a 2023, señaló que los hechos excepcionales, especialmente con el gas, han impedido alcanzar los objetivos para el año, aunque aseguró que se cumplirá con el ‘guidance’ para 2024, ya que espera una normalización de la situación a lo largo de este ejercicio.

NEGOCIACIONES PARA UNA SOLUCIÓN AL LITIGIO CON NIGERIA.

Asimismo, tras el laudo arbitral adverso sufrido con Qatar por las condiciones de un contrato de suministro de gas natural, Endesa mantiene otro litigio abierto con Nigeria, en el que Bogas afirmó que la compañía tiene “un caso muy sólido”, lo que ha hecho que no se provisione ninguna cantidad al respecto en sus cuentas.

No obstante, a pesar de confiar en ganar este litigio, la eléctrica ha abierto negociaciones con Nigeria para tratar de alcanzar un acuerdo que agote la vía judicial. “Las conversaciones van muy bien y las cosas que se están planteando son razonables”, dijo el consejero delegado de Endesa.

noticias relacionadas.