Científicos chinos fabrican un robot capaz de leer la mente

Los desarrolladores chinos afirman que la máquina pudo “reconocer la intención humana” con un 96% de precisión.

Científicos chinos han construido un robot portátil capaz de leer la mente humana mediante el seguimiento de las ondas cerebrales y la actividad muscular. Los desarrolladores afirman que la máquina pudo “reconocer la intención humana” con un 96% de precisión.

Al probar el dispositivo en trabajadores de la fábrica, los investigadores del Centro de Tecnología de Innovación de Fabricación Inteligente de la Universidad de las Tres Gargantas de China aparentemente encontraron que los voluntarios no necesitaban emitir comandos verbales o enviar mensajes.

El objetivo principal es que China necesita avanzar en el desarrollo de sus robots industriales que lean la mente para impulsar sus industrias. China empieza a tener un grave problema de escasez de mano de obra lo que unido a la subida de los costes laborales pone en peligro su hegemonía en la fabricación de todo tipo de productos.

El número de robots industriales en China ha ido creciendo un 15% anualmente desde el año 2016; En la actualidad hay unos 246 robots por cada 10.000 trabajadores… o sea el doble del resto del mundo / mundial. Lo «peor para ellos» que es han sido construidos en su mayor parte por tecnología desarrollada en el oeste y por tanto no ajustados al entorno cambiante de China.

Por ello sus científicos están desarrollando nuevos robots capaces de leer la mente y colectar información de las señales eléctricas de los músculos de sus trabajadores para agilizar las tareas de montaje en sus fábricas de productos de alta tecnología.

En lugar de utilizar cobots o más bien para ampliar la colaboración humano-robot ya han conseguido que su nuevo sistema sea capaz de leer la mente con un 96% de precisión.

En cualquier caso y aunque el proceso es prácticamente instantáneo para evitar posibles «despistes» de los humanos por estrés o por cualquier otro problema el sistema se completa con detectores de señales eléctricas de los músculos. De esa forma el robot puede «anticipar» movimientos del humano en cuanto se reciba la correspondiente señal eléctrica del cerebro.

Aunque a nivel universitario este sistema parece prometedor no tienen muy claro si en un ambiente industrial el uso de cascos y ropa de trabajo con electrodos las señales serán suficientemente «limpias» para detectar dichos cambios.

El principal problema que está teniendo China es la conectividad. El retardo en la emisión de la señal provoca una pérdida de tiempo importante a la hora de poder reaccionar a los estímulos dados.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.