Competencia del Reino Unido anuncia una investigación en profundidad del sector veterinario

Las acciones de empresas veterinarias se desploman en la Bolsa de Londres

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

La Autoridad de los Mercados y la Competencia de Reino Unido (CMA, por sus siglas en inglés) ha decidido provisionalmente iniciar una investigación formal del sector de cuidados veterinarios para analizar las prácticas competitivas ante la preocupación de que los dueños de mascotas “podrían estar pagando de más por medicamentos o recetas”.

De este modo, la CMA ha abierto un periodo de consulta de cuatro semanas para recabar la opinión del sector sobre la propuesta de iniciar una investigación, tras lo que adoptará una decisión sobre como proceder tras analizar las respuestas recibidas.

- Publicidad-

Una investigación de mercado permite a la CMA investigar sus inquietudes en profundidad e intervenir directamente en los mercados si descubre que la competencia no está funcionando bien.

En este sentido, además de obligar a los investigados a proporcionar información, la CMA cuenta con acceso a una amplia gama de recursos legalmente ejecutables, como exigir el suministro de cierta información a los consumidores, imponer tarifas máximas de prescripción y ordenar la venta o disposición de un negocio o activos.

La autoridad británica lanzó en septiembre de 2023 una revisión del sector veterinario del Reino Unido en septiembre de 2023, incluyendo una convocatoria de información que generó 56.000 respuestas, incluidas 45.000 del público en general y 11.000 respuestas de quienes trabajan en la industria veterinaria.

Según la evidencia recopilada hasta ahora, la CMA ha expresado su preocupación por la posibilidad de que los consumidores no reciban suficiente información para permitirles elegir la mejor práctica veterinaria o el tratamiento adecuado para sus necesidades, así como por el riesgo de que los grandes grupos corporativos integrados pueden concentrarse en brindar tratamientos más sofisticados y de mayor coste, lo que significa que los consumidores tienen menos posibilidades de acceder a tratamientos más simples y baratos, incluso si preferirían esa opción.

Asimismo, advierte de que los mercados locales concentrados, en parte impulsados por la consolidación del sector, pueden estar dando lugar a una competencia débil en algunas áreas y los dueños de mascotas podrían estar pagando de más por medicamentos o recetas. Por otro lado, la CMA considera que el marco regulatorio está obsoleto y es posible que ya no sea adecuado para su propósito.

“Hemos escuchado preocupaciones de quienes trabajan en el sector sobre las presiones que enfrentan, incluida la grave escasez de personal, y el impacto que esto tiene en los profesionales individuales. Pero nuestra revisión ha identificado múltiples preocupaciones con el mercado que creemos que deberían investigarse más a fondo”, ha señalado Sarah Cardell, directora ejecutiva de CMA.

En este sentido, la directora de CMA ha señalado que los dueños de mascotas que “tienen dificultades para acceder a información básica como listas de precios y costes de recetas, y potencialmente pagan de más por los medicamentos”.

“Dados estos fuertes indicios de posible preocupación, es hora de poner nuestro trabajo sobre una base formal. Hemos decidido provisionalmente iniciar una investigación de mercado porque es la ruta más rápida que nos permitirá tomar medidas directas, si fuera necesario”, ha apostillado.

Tras el anuncio de la CMA, las acciones de CVS Group y Pets at Home Group sufrían caídas superiores al 18% y el 7%, respectivamente, en la Bolsa de Londres.

noticias relacionadas.