Deutsche Bank gana un 16% menos en 2023, recortará 3.500 empleos y elevará el dividendo

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania, obtuvo un beneficio neto atribuido de 4.212 millones de euros al cierre del ejercicio 2023, lo que supone una caída del 16,2% respecto del resultado de 2022, cuando registró sus mayores beneficios desde antes de la crisis financiera, ha informado la entidad, que aumentará tanto las recompras de acciones como los dividendos en al menos un 50% en 2024, mientras que recortará unos 3.500 empleos en el marco de su plan de eficiencia.

La cifra de negocio de Deutsche Bank en el conjunto del pasado ejercicio alcanzó los 28.879 millones de euros, un 6,1% más que un año antes, incluyendo un avance del 22% del negocio de banca corporativa, hasta 7.716 millones, y del 5% en el área de banca privada, hasta 9.575 millones.

De su lado, los ingresos del negocio de banca de inversión bajaron un 9%, hasta 9.160 millones, mientras que la cifra de negocio de la división de gestión de activos alcanzó los 2.383 millones, un 9% por debajo de los ingresos del año anterior.

- Publicidad-

Asimismo, en 2023, las provisiones por riesgo de crédito de la entidad aumentaron un 23%, hasta 1.505 millones de euros, incluyendo 488 millones en el cuarto trimestre, un 39% más.

Entre octubre y diciembre, Deutsche Bank obtuvo un beneficio neto atribuido de 1.260 millones de euros, un 30% menos que un año antes, mientras que los ingresos del banco germano aumentaron un 5,4%, hasta 6.658 millones.

Al cierre del trimestre, la ratio de capital CET1 fue del 13,7%, frente al 13,4% a finales de 2022, ya que la generación orgánica de capital compensó con creces los impactos combinados de los dividendos, las recompras de acciones, la inflación regulatoria de los RWA y el crecimiento del negocio durante el año.

Las reservas de liquidez ascendieron a 261.000 millones de euros al final del cuarto trimestre de 2023, frente a los 245.000 millones de euros al final del tercer trimestre, incluidos activos líquidos de alta calidad de 219.000 millones de euros. La ratio de cobertura de liquidez se situó en el 140%, por encima del requisito regulatorio del 100%, lo que representa un superávit de 62.000 millones de euros.

Los depósitos de Deutsche Bank ascendieron a 622.000 millones de euros a finales de 2023, ligeramente por encima del nivel de finales de 2022.

Por otro lado, Deutsche Bank ha elevado su objetivo de tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) para el período 2021-2025 en dos puntos porcentuales, de entre 3,5% y 4,5% a una horquilla del 5,5% al 6,5%, después de superar sustancialmente su objetivo original tanto en 2022 como en 2023. En este sentido, el banco pretende generar unos ingresos de alrededor de 32.000 millones de euros en 2025.

“Hace dos años establecimos claramente dónde queremos llegar: nuestro objetivo es una relación coste-ingreso inferior al 62,5% y una rentabilidad sobre el capital tangible después de impuestos de más del 10% para finales de 2025. Estos objetivos están escritos en piedra, tenemos el camino claro y vamos por buen camino”, ha afirmado Christian Sewing, consejero delegado de Deutsche Bank.

SUBIDA DE DIVIDENDO.

En el último año, Deutsche Bank destacó que logró reducciones de activos ponderados por riesgo (RWA) de 13.000 millones de euros, aproximadamente a la mitad de su objetivo de eficiencias de APR de 25.000 a 30.000 millones de euros para 2025.

De este modo, la entidad ha anunciado distribuciones de capital de 1.600 millones de euros en el primer semestre de 2024 y ahora espera superar su objetivo de 8.000 millones de euros en distribuciones de capital a los accionistas entre 2022-26, añadiendo que planea aumentar “tanto las recompras de acciones como los dividendos en al menos un 50% interanual en 2024”.

En este sentido, el banco ha recibido la aprobación supervisora para una nueva recompra de acciones de 675 millones de euros, que pretende completar en el primer semestre de 2024, habiendo completado 450 millones de euros en recompras de acciones en 2023.

Asimismo, planea recomendar en la próxima junta general del mes de mayo el reparto de dividendos a cuenta del ejercicio 2023 de 900 millones de euros, ó 0,45 euros por acción, frente a los 0,30 euros por acción del ejercicio anterior.

“Un área en la que también queremos ser más ambiciosos es en nuestra promesa a los accionistas. Siempre hemos dicho que queremos recompensar su fidelidad (…) queremos que los dividendos crezcan. Nuestra ambición es poder pagar un dividendo de un euro por acción para el ejercicio 2025, suponiendo que cumplamos nuestros objetivos financieros y, según lo previsto, nuestro objetivo de distribución de capital del 50%”, señaló Sewing.

De tal modo, Deutsche Bank publicó hoy una guía actualizada para alcanzar una propuesta de dividendo de 1 euro por acción para el año fiscal 2025, sujeto al cumplimiento de los objetivos financieros y a una tasa de pago del 50%.

“Hemos alcanzado un punto de inflexión en dimensiones clave. Hemos generado crecimiento y solidez de capital al mismo tiempo que absorbimos los impactos gemelos de las inversiones continuas y los mayores requisitos de capital regulatorio”, ha destacado James von Moltke, director financiero de Deutsche Bank.

“De cara al futuro, con esos impactos cada vez más atrás, estamos bien posicionados para acelerar nuestro progreso hacia nuestros objetivos para 2025”, ha añadido.

RECORTE DE 3.500 EMPLEOS.

Asimismo, la entidad ha destacado los avances realizados durante 2023 en su programa de eficiencia operativa de 2.500 millones de euros, precisando que, a finales de 2023, los ahorros realizados o esperados gracias a las medidas de eficiencia completadas aumentaron a 1.300 millones de euros, con alrededor de 900 millones de euros en ahorros realizados hasta la fecha.

En este sentido, el banco espera que los ahorros restantes del programa de 1.600 millones de euros sean impulsados por medidas relacionadas con la eficiencia de la infraestructura y la tecnología, incluido el desmantelamiento de aplicaciones y mejoras del modelo operativo; optimización de la plataforma del banco en Alemania; y rediseño de procesos, incluidos flujos de trabajo simplificados y automatización.

“Se espera que las medidas conduzcan a una reducción de aproximadamente 3.500 puestos, principalmente en áreas que no están orientadas al cliente”, ha indicado la entidad, que pretende operar con costes totales de alrededor de 20.000 millones de euros en 2025.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.