Diglo (Santander) logra un beneficio de 3 millones en 2023 y pone en marcha un plan tecnológico de 4 millones

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

Diglo, el ‘servicer’ de Santander, logró unas ganancias de tres millones de euros en 2023, lo que supone más que duplicar su beneficio de 2022, cuando registró unas ganancias de un millón de euros, según la memoria anual del banco.

Además, ha puesto en marcha un plan de inversión en tecnología para el periodo 2024-2025 con un importe superior a los cuatro millones de euros.

El objetivo del plan, según han explicado fuentes del ‘servicer’ a Europa Press, es potenciar la eficiencia de los procedimientos internos diarios a través de la automatización y la aplicación de inteligencia artificial, lo que redundará, a su vez, en una mejora de la calidad del servicio al cliente.

- Publicidad-

En lo que respecto a su actividad durante 2023, la firma ha gestionado más de 400.000 contratos para la recuperación de deuda en el negocio de carteras de préstamos dudosos (NPLs, por sus siglas en inglés) y ha registrado un incremento del 10% en la tasa de recuperación sobre stock gestionado de préstamos morosos con respecto a 2022.

Además, la rotación de la cartera se ha situado por encima del 30% sobre los inmuebles publicados, mientras que en el negocio de gestión de activos inmobiliarios adquiridos en procesos de ejecución hipotecaria (REOs, por sus siglas en inglés), el ‘servicer’ ha gestionado cerca de 4.000 inmuebles.

Cabe recordar que Diglo comenzó a operar a principios de 2022, como ‘servicer’ inmobiliario del Grupo Santander bajo el paraguas de Deva, con una cartera total de más de 5.000 millones de euros en activos.

Su función es gestionar activos adquiridos en ejecuciones hipotecarias (REOs) y créditos morosos (NPLs) tanto del Grupo Santander como de terceros. En el área de REOs, se agrupan esos 4.000 activos de variada tipología (primeras residencias, viviendas vacacionales, activos logísticos, residenciales y oficinas) repartidos por toda España, mientras que en el negocio de NPLs tenían al comienzo de sus operaciones en torno a 200.000 contratos en gestión, de los que el 70% era de pymes.

Este ‘servicer’ tiene su sede central en Madrid y cuenta con diez delegaciones distribuidas en siete territoriales; Andalucía Occidental y Oriental, Cataluña, Centro, Levante, Noroeste y Norte, aunque la red tiene cobertura para toda España.

noticias relacionadas.