El BCE actualiza el marco operativo para aplicar su política monetaria

Estrechará a partir de septiembre el pasillo de tipos entre sus facilidades permanentes

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha concluido la revisión del marco operativo para la ejecución de la política monetaria, iniciada en diciembre de 2022, que entre las principales novedades contempla el estrechamiento a partir del próximo mes septiembre del corredor de tipos aplicado por la institución entre las facilidades de depósito y refinanciación.

Las decisiones adoptadas establecen principios y parámetros fundamentales para implementar la política monetaria del BCE y proporcionar liquidez del banco central en un contexto de reducción gradual del exceso de liquidez en el sistema bancario, que, no obstante, seguirá siendo considerable en los próximos años.

- Publicidad-

“Me complace anunciar que el Consejo de Gobierno ha aprobado estas modificaciones de su marco operativo, que reflejan los importantes cambios en el sistema financiero y en la política monetaria de los últimos años”, ha saludado la presidenta del BCE, Christine Lagarde, para quien el marco acordado asegurará que la ejecución de la política monetaria continúa siendo eficaz, sólida, flexible y eficiente en el futuro durante el proceso de normalización del balance del BCE.

En el contexto de esta revisión, el órgano de gobierno del BCE ha acordado una serie de principios para la aplicación de la política monetaria en el futuro en referencia la eficacia, la solidez, la flexibilidad , la eficiencia y la economía de mercado abierto.

Asimismo, en la medida en que las diferentes configuraciones del marco operativo sean igualmente adecuadas para asegurar la implementación efectiva de la orientación de política monetaria, el marco operativo debe facilitar la consecución por el BCE de su objetivo secundario de apoyar las políticas económicas generales de la Unión Europea, especialmente la transición hacia una economía verde, sin perjuicio de su objetivo primordial de estabilidad de precios.

En cualquier caso, el Consejo de Gobierno ha anunciado que evaluará los parámetros fundamentales del marco operativo en 2026, añadiendo que está preparado para ajustar su diseño y parámetros antes, si fuera necesario, para asegurar que la implementación de la política monetaria siga adecuándose a los principios establecidos.

PARÁMETROS.

En la actualización del marco, el Consejo de Gobierno del BCE ha acordado continuar guiando la orientación de la política monetaria a través del tipo de interés de la facilidad de depósito, añadiendo que espera que los tipos de interés a corto plazo del mercado se sitúen en niveles próximos a esta tasa y que tolerará cierta volatilidad siempre que no difumine la señal sobre la orientación deseada de la política monetaria.

El Eurosistema proporcionará liquidez mediante una gran variedad de instrumentos, como operaciones de financiación a corto plazo (OPF), operaciones de financiación a plazo más largo (OFPML) a tres meses y, en una fase posterior, operaciones estructurales de financiación a plazo más largo y una cartera estructural de valores.

En este sentido, las OPF continuarán ejecutándose mediante procedimientos de subasta a tipo de interés fijo con adjudicación plena, igual que las OFPML a tres meses. Además, se mantendrá un amplio sistema de activos de garantía para las operaciones de financiación.

En cuanto a las nuevas operaciones estructurales de financiación a plazo más largo y la cartera estructural de valores, el BCE ha apuntado que se introducirán en una fase posterior, una vez que el balance del Eurosistema comience a crecer otra vez de forma duradera, teniendo en cuenta las tenencias de bonos preexistentes.

Las operaciones estructurales de financiación a plazo más largo y la cartera estructural de valores se calibrarán con arreglo a los principios indicados y para evitar interferencias con la orientación de la política monetaria.

“Estas operaciones contribuirán de manera sustancial a cubrir las necesidades de liquidez estructural del sector bancario derivadas de factores autónomos y de las exigencias de reservas mínimas”, ha defendido la institución.

Por otro lado, el coeficiente de reservas para determinar las exigencias de reservas mínimas de las entidades de crédito se ha mantenido sin cambios en el 1% y la remuneración de las reservas mínimas se mantiene sin variación en el 0%.

ESTRECHA EL CORREDOR DE TIPOS.

Como principal novedad, el BCE ha informado de que el tipo de interés de las OPF se ajustará de forma que el diferencial entre el tipo de interés de dichas operaciones de refinanciación y el tipo de interés de la facilidad de depósito se reduzca a 15 puntos básicos desde el actual diferencial de 50 puntos básicos.

“Este diferencial más estrecho incentivará la puja en las operaciones semanales, de modo que los tipos de interés del mercado monetario a corto plazo se situarán probablemente en niveles próximos al tipo de interés de la facilidad de depósito, y limitará el potencial de volatilidad de los tipos de interés del mercado monetario a corto plazo”, ha indicado el banco central.

Asimismo, la entidad considera que este cambio dejará margen para la actividad en los mercados monetarios y ofrecerá incentivos para que las entidades de crédito busquen soluciones de financiación basadas en los mercados.

De su lado, el tipo de interés de la facilidad marginal de crédito también se ajustará de forma que el diferencial entre el tipo de interés de la facilidad marginal de préstamo y el tipo de interés aplicable a las operaciones regulares de refinanciación se mantenga sin cambios en 25 puntos básicos.

Estos cambios tendrán efectos a partir del sexto período de mantenimiento de 2024, que comenzará el 18 de septiembre de 2024.

Tras su reunión del pasado 7 de marzo, el tipo de interés de las operaciones principales de financiación y los tipos de interés de la facilidad marginal de crédito y de la facilidad de depósito se mantienen en el 4,50%, el 4,75% y el 4%, respectivamente.

noticias relacionadas.