El impacto de la energía en la inflación subyacente en España es mayor que en la UE, según Banco de España

Una subida acusada de la energía aumenta la inflación subyacente el doble de lo que la reduce una bajada igual de precios energéticos

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

El impacto de una variación significativa del precio de la energía en la inflación subyacente es mayor en España que en la zona del euro, si bien su duración es menor, según un informe publicado este viernes por el Banco de España.

El organismo que dirige Pablo Hernández de Cos ha analizado esta cuestión en el artículo titulado ‘Asimetrías en la traslación de los incrementos y de los descensos de los precios de la energía a la inflación subyacente del área del euro y de España’. Aunque la inflación subyacente no tiene en cuenta la evolución de la energía, sí se ve afectada por un alza de este coste dada su repercusión en los demás productos que sí mide la subyacente.

- Publicidad-

En él se explica que, tanto en la zona euro como en España, la inflación subyacente responde de forma más acusada ante un incremento grande de los precios energéticos que ante una disminución grande. De hecho, una subida acusada del precio de la energía aumenta la inflación subyacente el doble de lo que la reduce una bajada igual de estos precios.

Además, el estudio apunta a que la asimetría en la respuesta de la inflación subyacente ante cambios en los precios energéticos es de mayor magnitud en los componentes que utilizan la energía de forma más intensiva en su proceso productivo.

Cabe resaltar que la inflación subyacente reacciona con cierto desfase y de forma gradual a las perturbaciones de los precios de la energía, ya que el ‘shock’ energético tarda tiempo en trasladarse a los precios de consumo no energéticos.

Esto sucede en España, donde la inflación subyacente responde con mayor intensidad ante un aumento grande del precio de la energía que ante una caída, al igual que sucede en la zona euro.

No obstante, el organismo indica que la magnitud de las respuestas de la inflación subyacente en España es mayor que en la zona del euro, si bien su duración es menor.

LA SUBYACENTE SE ESTÁ MODERANDO DE FORMA MÁS LENTA

Los precios de la energía experimentaron un fuerte aumento a principios de 2022, seguido de una corrección que empezó a finales de ese mismo año.

El Banco de España ha señalado que la inflación subyacente se está moderando de forma más lenta que la inflación general, en línea con la evolución que se preveía en los ejercicios de previsión del Eurosistema.

Y es que el artículo documenta la existencia de asimetrías en la traslación de los precios de la energía a la inflación subyacente. Se estima que un incremento significativo de los precios de la energía aumenta la inflación subyacente aproximadamente el doble de lo que la reduce una bajada de igual cuantía de dichos precios.

No obstante, los expertos explican que dicha evidencia se obtiene a partir de los patrones históricos que han caracterizado la relación entre las perturbaciones de los precios de la energía y la inflación subyacente.

De este modo, reconocen que existe una notable incertidumbre acerca de la vigencia de dichos patrones en un contexto como el actual, caracterizado por perturbaciones de los precios de la energía cuya naturaleza no tiene precedentes, así como por unas circunstancias excepcionales en la evolución de la inflación y la inflación subyacente. “Por ello, esta cuestión ha de ser objeto de un seguimiento analítico continuo en los próximos meses”, remarcan.

noticias relacionadas.