Grifols sufre un castigo del 6% tras el informe de la CNMV sobre sus cuentas

Pese al castigo de este viernes, la compañía recupera un 5,1% en el cómputo semanal

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

Las acciones de Grifols han firmado este viernes el resultado más bajista del Ibex 35 con una caída del 6,03%, hasta situar su precio unitario en los 7,91 euros, tras detectar la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) “deficiencias relevantes” en las cuentas anuales de la firma de hemoderivados, aunque el supervisor, tal y como señaló ayer con el mercado ya cerrado, no ha considerado necesaria su reformulación.

La compañía catalana de hemoderivados ha vivido una jornada marcada por la volatilidad, ya que en el apertura llegó a liderar los ascensos del principal indicador del mercado español con alzas del 8% -llevando la acción por encima de los 9 euros-, si bien han sido las ventas las que se han acabado imponiendo.

- Publicidad-

Pese a las caídas de esta sesión, Grifols ha concluido en el cómputo semanal con un avance del 5,1% (el quinto mejor resultado en la semana); no obstante, la farmacéutica sigue siendo el valor más penalizado en lo que va de año dentro del Ibex 35 con una depreciación bursátil acumulada del 48,79%, situando su capitalización bursátil al cierre de esta jornada en los 4.850 millones de euros.

Una vez cerrado ayer el mercado, la CNMV dio a conocer su informe, en el que detectaba “deficiencias relevantes” –si se evalúan en su conjunto– “en el detalle y exactitud de los desgloses y notas explicativas que soportan las cifras de la información financiera en algunos ejercicios del periodo analizado”.

El regulador se ha pronunciado después de que el fondo inversor Gotham City Research acusara a Grifols, en más de una ocasión, de maquillar sus cuentas a principios de enero, tras lo que la empresa ha perdido cerca de la mitad de su capitalización bursátil.

El supervisor también ha encontrado deficiencias en la presentación de las medidas alternativas del rendimiento (APM, por su denominación en inglés), en particular el resultado bruto de explotación (Ebitda) y la ratio deuda sobre Ebitda.

Por ello, la CNMV ha considerado que estas deficiencias, “complejas de valorar individualmente y por separado”, deben considerarse “significativas” en su conjunto, dado que han dificultado en algunos ejercicios la capacidad de los inversores de entender adecuadamente la situación financiera, resultados y flujos de efectivo de Grifols.

Así, ha asegurado que continuará trabajando en el tema de Grifols con la “mayor celeridad” y que tratará de dotar de la “máxima transparencia” a la conclusión de sus actuaciones, si estas derivan en medidas sancionadoras en los términos permitidos por la normativa aplicable.

El supervisor ha señalado que la sanción no es “lo prioritario en este momento”, ya que la CNMV tiene el foco puesto en “la aclaración de la información financiera a disposición de los inversores”, dada la atención social y del mercado generada.

No obstante, la CNMV ha manifestado que “haría pública la incoación de cualquier expediente sancionador en caso de que se derivase de los análisis realizados hasta ahora o de los que restan por concluir”.

El supervisor ha aclarado que no prevé publicar información adicional sobre las futuras actuaciones de supervisión respecto a Gotham, Grifols o cualquier otra persona, ni sobre otras posibles consecuencias de las mismas.

NO HAY NECESIDAD DE REFORMULACIÓN

Pese a estas deficiencias, la CNMV ha subrayado que no identifica actualmente la necesidad de llevar a cabo reformulación alguna de las cuentas de Grifols, al tiempo que “no se aprecia la necesidad de proceder a una re-expresión, con la excepción del eventual impacto de la revisión de la operación de Inmunotek, cuando concluya el análisis de este punto”.

No obstante, el supervisor ha requerido a Grifols que incluya en la medida en que sigan siendo aplicables todos los desgloses de información señalados en los estados financieros consolidados futuros de la entidad.

Asimismo, la CNMV ha instado a la compañía a que publique, en un plazo de quince días, un detalle del Ebitda y de las deudas financieras netas –de los ejercicios de 2022 y 2023– de aquellas entidades más relevantes donde existan participaciones no controladas, al objeto de que un inversor pueda calcular la ratio de apalancamiento considerando, o excluyendo, el Ebitda y la deuda que corresponde a la participación en sus dependientes.

Por ejemplo, el supervisor ha señalado que en el informe financiero anual consolidado del ejercicio 2023 la entidad “sigue sin incorporar en las cuentas la información sobre los desgloses los activos y pasivos consolidados de BPC Plasma, Haema AG y Biotest AG, a pesar de haber aportado información adicional.

PLAZO DE QUINCE DÍAS

El supervisor también ha instado a Grifols a detallar públicamente en un plazo de 15 días los compromisos que va a asumir para adecuar la utilización de las medidas alternativas de rendimiento (APM, por sus siglas en inglés) en los próximos reportes de información financiera.

En respuesta a las conclusiones alcanzadas por la CNMV, Grifols se ha comprometido a mejorar su transparencia y a ampliar los desgloses de su información financiera siguiendo las recomendaciones del regulador.

ANALISTAS

Ante este carrusel de acontecimientos, los analistas de Bankinter han valorado que las objeciones de la CNMV son un “aviso sobre la escasa información” que aporta Grifols en aspectos relevantes, así como por optar por un criterio de consolidación en la filial InmunoTek, elemento que posibilita “aportar poca información sobre esta compañía”.

Así, toda vez que la CNMV “no entra en disquisiciones sobre la forma de actuar de Gotham ni cómo ha presentado sus conclusiones”, para Bankinter los principales problemas son el daño a la credibilidad de la compañía que ha supuesto este episodio, el elevado endeudamiento y la falta de ‘cash flow’ libre positivo en los últimos ejercicios.

“De no corregirse la falta de ‘cash flow’ libre, la compañía se verá obligada a vender más activos y podría llegar al extremo de ser troceada”, ha aducido la firma para reiterar su recomendación de vender mientras que mantiene en revisión su precio objetivo “a la espera de conocer el alcance y los cambios que incorporarán los estados financieros 2022/23 cuando los publique reformulados”.

Para el departamento de análisis de Renta 4, el informe de la CNMV ha sido “duro” en cuanto a valorar la forma en que la compañía ha presentado su información financiera.

“No obstante, en ningún momento el informe concluye que la compañía haya, como creemos que se manifiestan en las afirmaciones de Gotham, realizado fraude a sus accionistas”, han apuntado desde Renta 4, en tanto que tampoco prevén que este punto [en referencia a InmunoTek] sea de especial relevancia y su modificación en la consolidación en las cuentas vaya a tener un impacto relevante.

Por su parte, los expertos de Banco Sabadell no ven impacto en valoración de este informe teniendo en cuenta que no hay errores en la deuda financiera reportada y tampoco en la consolidación de Haema y BPC, lo que “lo que no sorprende teniendo en cuenta que se trata de información auditada”.

De su lado, el equipo de análisis de XTB ha sostenido tras la publicación del informe del supervisor bursátil que la confianza de los inversores en la empresa “está bastante dañada y le llevará tiempo volver a recuperarla”.

Asimismo, han puesto el foco en que “no hay que olvidar que Grifols sigue teniendo problemas de endeudamiento y que tiene dificultades para generar flujo de caja libre”.

“Hasta que el mercado no digiera el informe, no sabremos qué pasará con la acción de Grifols; de hecho, en el corto plazo podríamos ver mucho movimiento especulativo, con posiciones cerrándose tanto hacia una dirección como a otra. Posteriormente se verá la confianza de los inversores en el medio y largo plazo sobre la empresa”, han remachado desde XTB.

noticias relacionadas.