Indra dice que entregar los blindados del contrato de 2.000 millones de Defensa con Tess es “una prioridad”

Se trata de una adjudicación al consorcio Tess Defence, integrado por Indra, Santa Bárbara Sistemas, Escribano y Sapa Placencia

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de Indra, José Vicente de los Mozos, ha asegurado este miércoles que la entrega de los 348 vehículos de combate sobre ruedas (VCR) 8×8 Dragón al Ejército de Tierra en el marco del contrato valorado en unos 2.000 millones de euros y adjudicado por el Ministerio de Defensa al consorcio Tess Defence –integrado por Indra, Escribano, Sapa Placencia y Santa Bárbara Sistemas– es “una prioridad” para su compañía.

“Estamos trabajando las cuatro empresas de la mano. Cada uno en su parte y estamos trabajando junto al Ministerio de Defensa, lo cual yo creo que es bueno, que el Ministerio esté empujando. Es un programa muy importante para el Ejército de Tierra y las industrias de defensa. Las cuatro (empresas) que participamos somos conscientes y, desde luego, les puedo decir que las cuatro empresas, pero más particularmente la que yo dirijo, para mí, entregar los 348 Dragones del programa y 93 al final de año es la prioridad”, ha asegurado el directivo.

- Publicidad-

En ese sentido, a mediados del pasado enero la ministra de Defensa, Margarita Robles, trasladó a las cuatro empresas que configuran el consorcio Tess Defence su “gran preocupación” por “la falta de avances y por el nivel de cumplimiento” del programa para la entrega de los vehículos de combate contemplados en la adjudicación.

En cuanto a si se van a cumplir los plazos establecidos, De los Mozos ha afirmado que el 31 de diciembre Indra entregará la parte que le toca dentro del proyecto, si bien ha trasladado a Tess Defence la responsabilidad de responder si la totalidad de lo comprometido dentro del contrato se ejecutará en tiempo y forma.

En concreto, el Ministerio de Defensa firmó en 2020 el contrato de fabricación de los vehículos 8×8 Dragón con el consorcio Tess Defence para la adquisición de un total de 348 unidades por un importe de alrededor de 2.000 millones de euros.

La compra de estos vehículos está en marcha desde el año 2007, pero se fue retrasando por diversos motivos y el contrato firmado en 2020 ya contemplaba que serían entregados progresivamente hasta el año 2030.

En este contexto, Robles, acompañada de la secretaria de Estado de Defensa, Amparo Valcarce, se reunió a mediados de enero con los directores ejecutivos de Santa Bárbara Sistemas, Juan Escriña; Escribano, Ángel y Javier Escribano; Sapa Placencia, Ibon Aperribay, y con el propio De los Mozos, a quienes transmitió su “gran preocupación” por “la falta de avances y por el nivel de cumplimiento” del programa.

La titular de la cartera también pidió la contratación de mayor capacidad de ingeniería en Tess y aumentar el ritmo de fabricación, incluyendo una nueva línea de producción en la factoría de Trubia (Oviedo), a la vez que solicitó agilizar las entregas del grupo moto propulsor de Sapa, las torres de Escribano y el ‘software’ del sistema de misión de Indra, según explicó entonces el Ministerio de Defensa en un comunicado.

noticias relacionadas.