La AN rechaza asumir la investigación sobre la presunta estafa piramidal del Grupo Herrero Brigantina

Devuelve el caso al juzgado de Salamanca donde se investigaba hasta esclarecer el alcance de los hechos

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional (AN) Santiago Pedraz ha rechazado hacerse cargo de la investigación sobre la presunta estafa piramidal del Grupo Herrero Brigantina (Grupo HB) al considerar que en este punto es “sumamente aventurado” determinar “el verdadero alcance de los hechos”, lo que impediría establecer la competencia de la sede judicial.

El magistrado ha denegado la inhibición a su favor que había realizado el Juzgado de Instrucción Número 4 de Salamanca, que hasta este momento se había encargado de investigar el caso. Ahora, este segundo órgano podrá asumir la competencia o, en caso contrario, podría entrar en juego el Tribunal Supremo para adjudicar la causa.

- Publicidad-

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 5 estima que los únicos hechos indiciariamente acreditados se refieren a que Herrero Brigantina habría ofertado a sus clientes el producto ‘TOP 25’ a sabiendas de que la rentabilidad ofrecida no iba a ser pagada y que, además, no estaba respaldado por AXA, en una supuesta estrategia urdida por el Grupo HB para hacer la contratación fiable.

Para Pedraz, esto “sería un indicio claro del ánimo de estafar a sus inversores, llevándolos, bajo este engaño, a hacer un desplazamiento patrimonial en favor del grupo, todo ello por importe de 840.000 euros” pendiente de acreditación.

Al hilo explica que se trata de un volumen de fraude muy alejado de las exigencias jurisprudenciales para establecer que los hechos sean competencia de la Audiencia Nacional.

“Y es que el propio informe policial señala que el fraude denunciado asciende a más de 840.000 euros, pero que el perjuicio conocido por los bufetes de abogados y asociaciones superaría los 6,3 millones de euros, dato éste en ningún caso acreditado en la instrucción judicial por el momento”, aclara.

A ello añade que solo constan meras manifestaciones testificales de los dos trabajadores que denunciaron a su antigua empresa acerca de hechos que deben de ser contrastados con la práctica de diligencias aún pendientes, como “cuando se manifiesta que una parte importante del dinero que aportaban los clientes se destinaba a sufragar gastos corrientes del Grupo (nóminas, seguros sociales, alquileres, etc.)”.

HECHOS AÚN SIN “PERFILAR”

“Es evidente que los hechos están aun indiciariamente por perfilar, y el mero análisis de cuentas bancarias no puede ofrecer los datos necesarios, sino que ello se podrá basar en documentaciones a obtener tras la práctica de diligencias solicitadas”, concluye.

No obstante, considera “revelador” que el informe policial manifiesta que “existen docenas de clientes del Grupo Herrero Brigantina los cuales cuando han querido recuperar sus inversiones o bien no han podido recuperarlas o bien su recuperación no ha sido total o se ha demorado en el tiempo, superando ampliamente los 30 días de plazo que consta en el contrato firmado entre ambas partes”.

“Ello podría obedecer a que las inversiones no se han realizado donde deberían y se han destinado a otros proyectos o a personas con interés particular, por lo que no podrían recuperarlo”, apunta.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.