La brecha salarial crece con la edad y supera los 10.000 euros en mujeres de más de 65 años, según Gestha

Se observa en las franjas de edad en las que se concentra la crianza de hijos y el cuidado de mayores

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Gestha señala que la brecha salarial se incrementa conforme aumenta la edad, de manera que la diferencia de los salarios entre hombres y mujeres oscila entre los 619 euros anuales en las trabajadoras menores de 18 años y los 10.442 euros anuales en las de más de 65 años.

Según el VIII Informe ‘Brecha salarial, suelo pegajoso y techo de cristal’ elaborado por los técnicos de Hacienda, la brecha salarial en España se observa en las franjas de edad en las que se concentra la crianza de hijos y el cuidado de mayores.

- Publicidad-

De esta manera, es mínima entre los 26 y 35 años (-13,1%), pero la tendencia de la brecha relativa se rompe entre los 36 y 45 años (-23,8%) y sigue aumentando con la edad hasta que se dispara, singularmente, a partir de los 65 años (-61,6%), confluyendo en estas edades varias circunstancias explicativas, entre ellas, haber subordinado su carrera profesional a los cuidados de hijos y mayores.

Desde Gestha, sostienen en dicho informe que el peso de los cuidados lastra la promoción profesional de las mujeres, a pesar de la mejora de su preparación y cualificación.

LA BRECHA SALARIAL MEDIA ESTÁ EN 5.000 EUROS

El estudio revela que la brecha salarial es de 5.000 euros entre hombres y mujeres y que las mujeres precisarían ganar un 24,8% más para igualar al sueldo de los hombres.

Por comunidades autónomas, las brechas salariales mínimas entre los 26 y 35 años están en Canarias (-2,7%) y Baleares (-6,3%). En el lado contrario, las brechas mínimas más elevadas se encuentran en Asturias (-19,8%) y Aragón (-17,4%).

Por su parte, los mayores aumentos de la brecha salarial entre los 36 y 55 años se producen en Madrid -que también aumenta sustancialmente entre los 46 y 55 años-, Asturias y Aragón, registrando menores aumentos en Canarias, Baleares y Murcia.

Las mayores brechas salariales a partir de los 65 años se producen en Madrid (-15.491 euros), Cataluña (-14.077) y Comunidad Valenciana (-9.596); y las menores brechas están en Castilla-la Mancha (-5.425 euros), Extremadura (-6.163) y Castilla y León (-6.978).

ENTIDADES FINANCIERAS Y LAS ASEGURADORAS, LAS MAYORES BRECHAS

En el análisis de los sectores económicos, el informe de Gestha revela que el sector de las entidades financieras y las aseguradoras presenta la mayor brecha salarial, de 15.913 euros anuales, siendo también el sector donde mejor se aprecia el techo de cristal de la mujer.

Después, se sitúa el sector de información y comunicaciones, con una brecha de 8.096 euros, pero es en el sector de servicios a las empresas donde la brecha de 6.940 euros se agranda más, en términos relativos, con la edad.

Entre las actividades con menor brecha salarial, los técnicos de Hacienda destacan al sector de construcción y actividades inmobiliarias, con solo 983 euros anuales de diferencia, llegando a una igualdad entre los 26 y 35 años –incluso cobrando ellas 90 euros anuales más, un 0,5% más– fruto de la intensa preparación de estas generaciones de mujeres jóvenes.

Así, las mujeres de esta rama de actividad apenas notan la brecha hasta llegar a entre los 56 y 65 años (un -10,7% de su sueldo) y más de 65 años (-22,1%); si bien, la escasa participación de las mujeres en este sector (21,3%) hace que su impacto beneficioso sea menor del deseado.

BRECHA MENOS ABULTADA EN SECTORES MUY FEMINIZADOS

La brecha salarial no es abultada en sectores muy feminizados, como el de servicios sociales –incluye a la educación, actividades sanitarias y servicios sociales o administración pública–, donde ellas son mayoría, siendo de práctica igualdad entre los 18 y 25 años.

Contrariamente a lo que podría parecer, en torno a la brecha de 3.702 euros en el sector de agricultura, ganadería, silvicultura y pesca, los bajos salarios de la mujer en jornadas parciales hacen que la brecha relativa sea alta, particularmente a partir de los 36 años, donde la mujer tendría que cobrar más de la mitad para igualar al hombre, llegando incluso a tener una diferencia salarial del 82,3% entre los 56 y 65 años.

noticias relacionadas.