La electricidad española está un 60% más barata que la alemana o francesa, según ASE

MADRID, 20 (EUROPA PRESS)

La electricidad española está un 60% más barata que la alemana o la francesa, según datos de ASE, que señala que el precio diario del mercado mayorista de electricidad español hasta el día 20 de marzo estaba en 26,24 euros el MWh, bajando un 34,4% respecto a febrero y un 70,8% a nivel interanual.

En concreto, en este último período, el precio español es un 61,6% más bajo que el alemán (68,36 €/MWh) y un 58,7% más barato que el francés (63,59 €/MWh).

De acuerdo con los analistas de ASE, los factores que motivan “la brusca caída de las últimas semanas” en el mercado ibérico son: una climatología que favorece la generación eólica e hidráulica; el continuo incremento de la generación fotovoltaica; una reducción paulatina de la demanda eléctrica y la escasa capacidad de interconexión de la península.

- Publicidad-

Desde el grupo también han apuntado que el exceso de oferta renovable es lo que ha producido un hundimiento del precio de la electricidad.

Durante 12 días, y de forma continuada, la nuclear y las energías renovables variables (excluyendo a la hidráulica de embalses) fueron capaces de responder al 89,5% de la demanda nacional y esas son las tecnologías que suelen ofertar a ‘cero’ en la subasta diaria (Pool).

Lo que ocurre, según explican los analistas, es que el coste de generar electricidad para una central nuclear, solar o eólica es muy superior a cero.

Las tecnologías que ofertan con un coste de oportunidad cero o muy bajo son aquellas que utilizan una materia prima con un coste muy bajo y que, además, no son capaces de almacenar electricidad y no la pueden revender.

Así ocurre con las renovables, que al ofertar a cero se garantizan que la energía que producen se colocará en la subasta diaria y no se perderá.

El caso de las centrales nucleares es distinto porque han sido diseñadas para ser eficientes cuando trabajan a plena carga, apuntan desde Ase.

ESPAÑA CRECE MÁS QUE EUROPA

La bajada del precio de la electricidad en los países europeos desde el cuarto trimestre de 2023 está siendo generalizada, como consecuencia del abaratamiento de las principales ‘commodities’ (gas, carbón y emisiones de CO2) y de la débil demanda energética.

Sin embargo, el descenso del precio de la electricidad en España está siendo mucho más acusado que en el resto de la UE, debido al crecimiento de la capacidad de potencia renovable variable (eólica + solar), combinada con una gran capacidad carga base nuclear y apoyada por la flexibilidad de la hidráulica.

A esto se suma que la península es una isla energética con una capacidad muy limitada de interconexión, lo que la ha ‘protegido’ de la subida de los precios del norte de Europa, más dependientes del gas y del carbón.

Además, la limitación para exportar en los momentos en los que se produce un exceso de oferta renovable provoca un hundimiento del precio.

Desde ASE, han señalado que la tendencia bajista del mercado de futuros en los mercados europeos alcanza cifras de entre el 30% y 40% para el año 2024 y 2025 respecto a octubre del año pasado, cuando comenzaron a moderarse los precios del gas, de las emisiones y del carbón.

Los productos de abril a diciembre de 2024 cotizan en el mercado español en torno a 53,79 euros el MWh, lo que, según indican los analistas, “son precios muy similares a los que había antes de la crisis energética”. Sin embargo, en el mercado alemán, el de referencia en Europa, el producto 2024 se mueve en valores de 75,60 euros el MWh.

Las previsiones de ASE apuntan a una recuperación de los precios en las próximas semanas, a medida que disminuya la generación hidráulica y eólica y, en paralelo, aumente la demanda para refrigeración.

En todo caso, no descartan que, en las horas de radiación solar, incluso durante el verano, los precios se mantengan muy contenidos y, también, ven muy probable que se produzcan picos de precio de más de 100 euros MWh en las horas sin fotovoltaica.

noticias relacionadas.