Los accionistas de BBVA aprueban nombrar consejeros a Enrique Casanueva y Cristina de Parias

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

Los accionistas de BBVA, reunidos en junta general este viernes, han aprobado finalmente todas las propuestas que les había presentado el consejo de administración, incluyendo la incorporación como consejeros de Enrique Casanueva Nárdiz y Cristina de Parias Halcón.

En total, han estado presentes y representados casi 151.000 accionistas titulares de cerca de 4.200 millones de acciones. El quórum se ha situado en el 71,04%, según ha indicado el secretario del consejo, Domingo Armengol.

Enrique Casanueva es actualmente asesor sénior de JPMorgan para la región de Europa, Oriente Próximo y África. Con anterioridad, ocupó cargos de responsabilidad en el banco, siendo responsable de banca de inversión para España y Portugal y consejero delegado para la región. También tiene experiencia como banquero de inversión en Santander y Goldman Sachs.

- Publicidad-

De su lado, Cristina de Parias acumula una experiencia de más de 20 años en BBVA, siendo actualmente miembro del consejo de administración de BBVA en México desde 2020. Con anterioridad, llegó a ser la ‘country manager’ para España y Portugal, así como responsable de BBVA Seguros. También es consejera independiente de Sanitas y de Endesa.

Con la entrada de estos dos consejeros, salen del consejo José Maldonado Ramos y Juan Pi Llorens. Los accionistas también han votado a favor de reelegir a José Miguel Andrés, Jaime Félix Caruana, Belén Garijo, Ana Cristina Peralta y Jan Paul Marie Francis.

Además de los tradicionales puntos de aprobación de las cuentas anuales, de la remuneraciones del consejo, de la gestión social y de la aplicación del resultado de 2023, los accionistas también han votado a favor de facultar al consejo para reducir el capital social de la empresa en un importe máximo del 10% mediante la amortización de acciones propias. Este operación se podrá ejecutar con una reducción total o parcial y en una o varias veces.

El consejo también ha recibido el visto bueno de los accionistas para situar un nivel máximo de retribución variable de hasta el 200% del componente fijo de la remuneración total para un determinado colectivo de empleados cuyas actividades profesionales “inciden de manera significativa en el perfil de riesgo” del banco.

Finalmente, los accionistas han acordado repartirse un dividendo de 0,39 euros por acción. La previsión es que este dividendo se abone el 10 de abril y supondrá repartir entre sus accionistas un total de 2.276 millones de euros con cargo a los resultados de 2023.

noticias relacionadas.

- Publicidad -