Los programas de compra de activos del BCE redujeron hasta 21 puntos la deuda española entre 2015 y 2022

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

El Banco de España estima que los programas de compras de activos del Banco Central Europeo (BCE) habrían reducido la deuda pública española en una horquilla que estaría entre los 78.000 y 131.000 millones de euros, con un efecto sobre la ratio de deuda pública sobre PIB en España a finales de 2022 que oscila entre 13 y los 21 puntos porcentuales.

En su último artículo, el Banco de España ofrece una cuantificación empírica del efecto sobre las cuentas públicas en España de los programas de compras de activos implementados en el área del euro entre 2015 y 2022. En particular, se evalúa el impacto en España del Asset Purchase Programme (APP) y el Pandemic Emergency Purchase Programme (PEPP).

De acuerdo con los cálculos del Banco de España, si no se incorporan en la estimación los elementos de expectativas racionales relacionados con los canales de anticipación y comunicación, la horquilla se reduce hasta los 55.000 a 113.000 de euros, que se corresponderían con una reducción acumulada en la ratio de deuda pública sobre PIB de entre 5 y 11 puntos porcentuales.

- Publicidad-

Según explican los expertos, estos efectos suceden a través de varios canales, incluyendo el impacto sobre los dividendos transferidos por el Banco de España, el efecto sobre los intereses netos pagados por el sector público y los efectos de equilibrio general relacionados con el impulso a la actividad económica y la inflación, con la consiguiente repercusión sobre las bases impositivas y las distintas partidas de ingresos y gastos públicos.

Tras la crisis financiera de 2008, los bancos centrales de las principales economías avanzadas adoptaron medidas no convencionales de política monetaria, en un contexto en el que las perspectivas de inflación de medio plazo se encontraban por debajo de sus niveles objetivo y los tipos de interés de corto plazo –el instrumento convencional de la política monetaria– se encontraban ya en niveles cercanos a su cota inferior.

Entre tales medidas no convencionales, cabe destacar la implementación de programas de compras de activos a gran escala, que tenían como objetivo reducir los tipos de interés de medio y largo plazo y, de esta forma, estimular la actividad económica y apoyar el retorno de la inflación a su nivel objetivo.

Los efectos de este tipo de programas sobre las finanzas públicas operan a través de distintos canales. En primer lugar, las operaciones de política monetaria no convencional afectan a la cuenta de pérdidas y ganancias del Eurosistema, y por tanto a los dividendos transferidos por los bancos centrales nacionales a los respectivos tesoros nacionales.

MAYORES INGRESOS POR INTERESES POR 25.700 MILLONES

Así, en el caso de España, las operaciones relacionadas con los programas de compras de activos entre 2015 y 2022 se tradujeron en unos mayores ingresos brutos por intereses por valor de 25.700 millones de euros. Esto ha contribuido a que el Banco de España, por ejemplo, haya transferido dividendos al Tesoro Público español por valor de casi el 0,2% del PIB anual de España en el promedio de dicho período.

Con todo, y pese a esos dividendos repartidos, los resultados obtenidos han permitido además al Banco de España generar unas provisiones para proteger su balance frente riesgos futuros que, a finales de 2022, alcanzaban los 33.640 millones de euros.

De cara al futuro, como resultado del reciente ciclo de endurecimiento de la política monetaria del BCE, el Banco de España espera que los dividendos de los bancos centrales nacionales se reduzcan sustancialmente, reflejando un deterioro en su cuenta de pérdidas y ganancias.

Esto sería resultado, por un lado, de mayores gastos debidos al aumento de la remuneración a las entidades bancarias que mantienen depósitos a corto plazo en los bancos centrales nacionales y, por otro, de menores ingresos derivados de los activos que poseen en cartera (especialmente la deuda pública), que no generan ingresos por intereses elevados, ya que se adquirieron en un período en que los tipos de interés eran bajos y a menudo con plazos de vencimiento largos.

noticias relacionadas.

- Publicidad -