Los trabajadores pierden 615 euros de poder de compra por la inflación desde 2018, según un estudio

El Instituto Juan de Mariana señala que no deflactar los impuestos está provocando un sobreesfuerzo fiscal de 25.000 millones desde 2022

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El salario medio de los trabajadores ha perdido 615 euros de poder adquisitivo desde 2018 hasta 2023 como consecuencia de la inflación, según un estudio elaborado por el Instituto Juan de Mariana.

En términos de días de salario perdidos, esto supone que los sueldos de los españoles medidos en términos reales se han reducido en una cantidad equivalente a siete días de trabajo o, lo que es lo mismo, los españoles deben trabajar siete días más para ganar lo mismo que antes, apunta el estudio.

- Publicidad-

Aunque los salarios han crecido un 5,2% en términos nominales desde2018 hasta 2022, si se tiene en cuenta la evolución de la inflación, los salarios registran una caída del 3,6% en términos reales, apunta el Instituto.

De acuerdo con este informe, si en España se hubiese mantenido el ritmo de convergencia con Europa apreciado hasta 2018 y no se hubiese sufrido el retroceso de los últimos años, la renta media sería en la actualidad 3.441 euros mayor de lo que es ahora.

“El no haber mantenido los niveles de convergencia de la Unión Europea le ha costado a cada español 6.948 euros, mientras que el atraso económico en relación con la eurozona es de 5.317 euros per cápita”, expone el informe.

Asimismo, se muestra que la caída de los salarios de los españoles en 2022 fue dos veces más intensa (-3,6%) que en la OCDE, que registró un descenso medio del 1,9%.

Esta circunstancia ha hecho que la brecha de renta que separa a España de Europa vaya a más, hasta el punto de que el diferencial observado al comparar el Producto Interior Bruto (PIB) per cápita de España con el de la UE-27 ha subido del 8,7% al 14,4% desde 2018.

Por otro lado, el Instituto señala que la decisión del Gobierno de no deflactar los impuestos para descontar el efecto de la inflación está “golpeando duramente” a los contribuyentes, cuyo sobreesfuerzo fiscal en 2022 y 2023 ronda los 25.000 millones, es decir, 1.315 euros más por hogar.

IGUALAR EL CONSUMO AL DE 2018 REQUIERE 2.275 EUROS MÁS

El español medio gastó 1.696 euros más en 2023 que en 2018 por la subida de los precios, pero los bienes y servicios que adquirió con dicho desembolso habrían tenido un coste 579 euros menor de haber sido comprados en 2018. Esto significa que, en la práctica, igualar el consumo de 2018 en 2023 requiere gastar 2.275 euros más, según el informe.

De esta manera, en campos como la alimentación, el 93% del incremento de los gastos familiares se explica por la subida de precios y no por la compra de más productos.

De hecho, el Instituto apunta que una compra en el supermercado de 100 euros en 2018 supondría en la actualidad un desembolso de 135 euros a raíz de la inflación, que afecta especialmente a este tipo de consumos.

EL VOLUMEN DE DEPÓSITOS SE REDUCE EN 28.500 MILLONES

Por otro lado, el informe revela que el volumen de depósitos se ha reducido en 28.500 millones, en gran medida por la necesidad de echar mano de los ahorros para sufragar unos costes cada vez más altos.

Además, el valor real del dinero que sigue acumulado en depósitos bancarios se ha erosionado por un monto equivalente a 32.000 millones.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.