Sumar apoya la huelga en la banca alegando que los beneficios “se disparan” mientras se vacían oficinas

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

La portavoz adjunta de Sumar en el Congreso y dirigente de En Comú Podem, Aina Vidal, ha trasladado su apoyo al paro parcial de este lunes y la huelga prevista en marzo de los empleados de banca, pues considera los beneficios del sector se “disparan” mientras se “desploman” las cifras de oficinas y de trabajadores.

“Los beneficios de la banca se disparan mientras los empleados y las oficinas se desploman”, ha denunciado Aina Vidal a través de un mensaje publicado en la red social X, antes conocida como Twitter, donde ha recordado que el beneficio de los seis grandes bancos españoles en 2023 superó los 26.000 millones de euros.

“SE ESTÁN FORRANDO”

- Publicidad-

En este mismo mensaje, Vidal se ha solidarizado con los trabajadores que han decidido parar hoy y también con la huelga convocada en este mismo sector para el 22 de marzo. A renglón seguido, la portavoz adjunta de Sumar ha incidido en que las entidades financieras españolas “se están forrando, también, a costa de la atención y del nulo reparto”. “Todo el apoyo a las paradas de hoy y a la huelga del 22M”, ha concluido Vidal.

Los sindicatos han cifrado en un 84,7% el seguimiento del paro parcial de dos horas que habían convocado para este lunes en el sector bancario.

En concreto, el seguimiento de los empleados cubiertos por el convenio de banca ha sido del 85,5%; mientras que en ahorro ha sido del 83,5%; y en las cooperativas de crédito ha sido del 84,5%. No obstante, fuentes bancarias consultadas por Europa Press han rebajado el nivel de seguimiento de este paro parcial al 21% del total de empleados convocados.

PIDEN SALARIOS ACORDES A LOS BENEFICIOS

Los sindicatos piden incrementos salariales de entre el 17% y el 23% para el conjunto de los cuatro años que duren los convenios colectivos de banca, ahorro y cooperativas de crédito, pues consideran que esos porcentajes son “acordes con los beneficios del sector”. También reclaman “medidas de calado que mejoren un clima laboral cada vez más insostenible”.

Sin embargo, la última oferta por parte de la patronal bancaria (AEB) es una subida salarial del 8% en cuatro años, una cifra similar a la ofrecida por las patronales de crédito (Unacc y Asemecc), aunque en su caso el alza se produciría en tres años. De su lado, la patrona de cajas de ahorro (CECA) decidió elevar al 7,5% su oferta en su última reunión.

Los próximos encuentros entre patronales y sindicatos se producirán algunas semanas antes de la huelga prevista para el 22 de marzo. En concreto, los representantes de los trabajadores celebrarán su sexta jornada de negociación con la AEB el 29 de febrero; su cuarta jornada con Unacc y Asemecc el 7 de marzo; y la séptima con la CECA el 12 de marzo.

noticias relacionadas.