Unas 2.000 empresas españolas deberán adaptarse a estándares europeos de reporte de sostenibilidad, según CNMV

La CNMV publicará el resultados de una “supervisión temprana” sobre las preferencias de los clientes bancarios en materia de sostenibilidad

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Montserrat Martínez, ha indicado que los estándares europeos de reporte de sostenibilidad, que han comenzado a implantarse desde este año, van a impactar a más de 2.000 empresas españolas, una cifra que se eleva a 50.000 compañías en el conjunto de la Unión Europea.

Así lo ha trasladado en su intervención en el IV Encuentro del Centro de Finanzas Responsables y Sostenibles (Finresp), donde ha participado en una mesa redonda con la subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, y el presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), José Carlos García de Quevedo, moderada a su vez por el presidente de Finresp y director general de CECA, José María Méndez.

- Publicidad-

Martínez ha hecho énfasis en estar preparados para cumplir con estos nuevos estándares, puesto que si ya hay problemas para bancos o empresas que están acostumbrados a realizar este tipo de reportes, para pequeñas y medianas empresas “esto es, sin duda, un reto”.

También ha puesto sobre la mesa la importancia de la transparencia en los datos que se den sobre la sostenibilidad y ha explicado que el hecho de que haya actividades que no estén alineadas con la taxonomía europea no significa que sean “dañinas”, sino que no están recogidas en la taxonomía como tal.

También ha resaltado que la información financiera y la de sostenibilidad “no son dos mundos apartes”, puestos que los riesgos de sostenibilidad pueden acabar impactando en la estabilidad financiera.

También ha abordado la elaboración de una guía para las comisiones de auditorías de las empresas, cuyo periodo de consulta ha terminado y, por tanto, la CNMV está actualmente analizando las respuestas recibidas antes de publicar el resultado de las conclusiones. El objetivo de esta guía es que las comisiones de auditoría de los consejos de administración incluyan en rol de sostenibilidad y adecuar sus mecanismos.

Asimismo, ha anunciado que en los “próximos días” la CNMV publicará los resultados de un ejercicio de “supervisión temprana” sobre las preferencias de los clientes de bancos y entidades de servicios financieros en materia de sostenibilidad. “Los resultados no son malos, todas las empresas incorporan y han preguntado por preferencias de sostenibilidad”, ha explicado, antes de señalar que se han observado prácticas muy distintas entre entidades.

En este sentido, Martínez ha indicado que el supervisor europeo de los mercados financieros, ESMA, tiene planeado realizar este año una acción conjunta sobre las preferencias en sostenibilidad de los clientes financieros.

Por su parte, Delgado ha recordado el análisis que hizo el Banco de España –y publicó en otoño– sobre la información de Pilar III aportada por la banca española en 2023, donde una de las conclusiones era que el 80% de la exposición crediticia que la banca española tiene a riesgos de transición climática se destina a sectores altamente contaminantes, lo que se traduce en un volumen de crédito de 660.320 millones de euros.

Este estudio también analizó el riesgo de transición asociado al colateral de los préstamos garantizados con inmuebles, tanto residenciales como comerciales, así como de la cartera de adjudicados. Dicho riesgo se mide en términos de la eficiencia energética del colateral, para lo que se utiliza el certificado de eficiencia energética del inmueble.

En este sentido, el Banco de España revisó una inversión total de 631.400 millones de euros y concluyó que un elevado porcentaje de inmuebles no contaba todavía con el certificado de eficiencia energética.

En concreto, señala en su análisis que los préstamos con garantía de inmuebles residenciales representan un 84% del total, es decir 530.300 millones, y de esta cantidad, un 64% (339.400 millones de euros) no tiene el certificado, lo que para Delgado es una “barbaridad”.

Así, la subgobernadora del Banco de España ha animado a todas las asociaciones, tanto bancarias como al resto de implicadas, a que promuevan la obtención y emisión de certificados de calificación energética, como ya se está haciendo en otras geografías europeas.

Por su parte, el presidente del ICO ha señalado que su entidad está realizando esfuerzos en esta transición hacia la sostenibilidad, alineando toda su medición y regulación a lo que van imponiendo los supervisores, así como lo que van dictando organismos como Naciones Unidas (ONU).

“Hacemos un esfuerzo bastante importante también porque somos emisores de bonos sostenibles y los inversores internacionales son muy exigentes”, ha apostillado. Cabe recordar que el ICO ha realizado en total 15 emisiones ‘verdes’ con un importe total de 7.550 millones de euros.

Durante su intervención inicial, Méndez ha señalado que el papel del sector financiero va más allá de financiar las actividades ‘verdes’, sino que se trata de dar financiación para que las empresas transformen su actividad a un modelo sostenible. “Este es el desafío que asumimos como sector financiero. Además, somos conscientes del lugar en el que nos encontramos”, ha trasladado.

“El entramado jurídico y político europeo ha decidido que Europa tiene que asumir el liderazgo global de esta transformación. Nos puso sobre la mesa en 2018 el plan de finanzas sostenibles y en 2019 surgió Finresp”, ha señalado antes de recordar que esta organización aglutina a las tres patronales bancarias (AEB, CECA y Unacc), la de seguros, Unespa, y la de instituciones de inversión colectiva, Inverco.

noticias relacionadas.