Unicaja subraya su foco en el retorno a los accionistas, con el objetivo del 9% de rentabilidad

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

El consejero delegado de Unicaja Banco, Isidro Rubiales, ha destacado que la entidad financiera tiene el foco puesto en elevar el retorno al accionista, al tiempo que ha indicado que el objetivo es lograr una rentabilidad sobre capital tangible (RoTE) por encima del 9% para el año que viene.

El banco ha publicado este martes sus cuentas, que arrojan una rentabilidad del 5,3% para 2023, apenas un alza de nueve décimas en comparación con el año anterior, así como unos de los datos más bajos entre los bancos cotizados.

Durante una conferencia con analistas, Rubiales ha expresado que la rentabilidad actual no refleja adecuadamente las fortalezas del banco y que estas se verán claramente el año que viene, después de haber acometido durante 2023 una serie de provisiones, dotaciones y amortizaciones.

- Publicidad-

El consejero delegado ha asegurado que el consejo está “plenamente comprometido” y realmente piensa que se seguirá generando retornos al accionista. Este martes, junto con los resultados, Unicaja ha informado de un dividendo en efectivo por un importe total de 132 millones de euros, así como un programa de recompra de acciones de 100 millones de euros, equivalentes al 3,8% del capital del banco.

Respecto a la generación de capital, el director financiero, Pablo González, ha asegurado que la entidad financiera considera que seguirá su senda de generación de capital durante 2024. Unicaja Banco tiene el foco puesto en aumentar los ingresos más que en mejorar la rentabilidad vía reducción de costes.

A pesar de que durante este año se prevé que el ciclo monetario empiece a descender, con caídas en los tipos de interés, Unicaja todavía ve margen para mejorar sus ingresos por intereses netos (margen de intereses) en 2024.

El banco andaluz cerró 2023 con un beneficio neto de 267 millones de euros, lo que equivale a un descenso del 4% respecto a las ganancias obtenidas en el año anterior, según ha informado la entidad este martes al publicar sus cuentas anuales.

El año pasado, el banco andaluz tuvo que asumir un cargo de 63,8 millones de euros por el impuesto temporal a la banca. En caso de no haber tenido que afrontar este gravamen, sus beneficios hubieran registrado un incremento del 19% en el año.

De acuerdo con los cálculos del mercado con arreglo a estos resultados, el banco pagará cerca de 80 millones de euros por este concepto este año.

Los ingresos totales del banco (margen bruto) fueron de 1.776 millones de euros, un 10,6% más. De esa cifra, los ingresos por intereses (margen de intereses) fueron de 1.353 millones de euros, un 26,1% más, mientras que los ingresos por comisiones avanzaron un 1,6%, hasta los 533 millones de euros.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.