Allianz GI señala que el sueldo de los directivos españoles repitió en 2023 como su principal preocupación

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Allianz Global Investors (GI), brazo inversor del grupo asegurador Allianz, ha comunicado este martes que la retribución de los directivos españoles repitió en 2023 como su principal motivo de preocupación en este mercado, en tanto que desde la firma votaron en contra del 36% de las propuestas relacionadas con este asunto.

La entidad ha detallado en un comunicado que, con todo, esta cuestión fue más agravada en otros países, ya que votaron en contra de la remuneración de los equipos directivos con una tasa del 48% en Alemania, un 55% en Italia y un 61% en Bélgica. En Estados Unidos, este porcentaje se elevó el pasado año hasta el 70%.

“Destaca la inquietud por la transparencia, especialmente en Alemania e Italia, en relación con la divulgación clara del vínculo entre los resultados y la retribución”, ha apostillado Allianz GI, que seguidamente ha aducido que los mayores avances destacan entre las compañías europeas que ahora incluyen los indicadores ASG (ambientales, sostenibles y de buen gobierno) en sus políticas de remuneración.

- Publicidad-

De vuelta al mercado español, Allianz GI ha señalado que en 2023 votó en contra en un 10% en lo relativo a la retribución de los consejeros, lo que supone un descenso respecto al 22% de 2022, mientras que desde la firma han expuesto que votaron en contra de todas las propuestas del equipo directivo en un 12% de las juntas en las que participaron.

Otra razón de peso, según la entidad, para votar en contra de la retribución de los equipos directivos residió en las preocupaciones sobre la transparencia en la divulgación de políticas de remuneración y la presencia de planes de pensiones “excesivos” en algunas empresas.

Otro aspecto relevante, han apuntado, es la oposición a las autorizaciones genéricas de ampliaciones de capital, que recibieron un 36% de votos en contra en las Juntas Generales de Accionistas españolas de 2023, debido a que excedían los límites establecidos.

En una panorámica global, Allianz GI participó en 2023 en 9.137 juntas de accionistas (un 10% menos que en 2022) y expresó su voto en más de 100.000 propuestas de accionistas y directivos (un incremento del 4,7% respecto al ejercicio previo).

Respecto al sentido del voto, la gestora votó en contra o se abstuvo en al menos un punto del orden del día en el 71% de todas las juntas de accionistas.

En concreto, se opuso al 18% de las propuestas relacionadas con el capital, al 24% de las propuestas relacionadas con directivos y, globalmente, al 41% de las vinculadas con la remuneración, lo que refleja sus “elevadas expectativas” sobre los estándares de gobernanza.

“PROMOVER CONSEJOS DE ALTA CALIDAD”

Allianz Gi ha remarcado que, en su pretensión de promover consejos de alta calidad –“una buena gobernanza va de la mano de mejores resultados financieros y elevados estándares de sostenibilidad, ha aducido la firma”–, siguió votando en 2023 en contra de un 24% de todos los consejeros que se presentaban a las elecciones.

Asimismo, se opusieron a varias empresas en las que se consideraba que el consejo de administración y los comités del consejo no eran suficientemente independientes, ya fuera porque los consejeros tenían un largo mandato o porque eran representantes de accionistas importantes.

Ligado a esto, la directora de tutela corporativa de Allianz GI, Antje Stobbe, ha puesto el foco en que la práctica del ‘overboarding’, que ocurre cuando alguien asume demasiados roles como director en diferentes empresas simultáneamente, es una preocupación persistente en muchos mercados.

“Expresamos nuestra preocupación y generalmente votamos en contra cuando los ejecutivos de tiempo completo asumen múltiples roles no ejecutivos, o cuando los consejeros no ejecutivos ocupan demasiados puestos en empresas públicas y privadas”, ha argumentado la ejecutiva.

REFUERZO EN LAS POLÍTICAS DE VOTO SOBRE REMUNERACIÓN

Allianz GI ha comunicado a su vez este miércoles que refuerza su compromiso con las políticas de voto sobre remuneración, diversidad de género y clima.

En concreto, extienden para este año el requisito de incluir indicadores clave de rendimiento ASG en las políticas de remuneración de grandes compañías que estén fuera de Europa -hasta ahora sólo se aplicaba a éstas- y, para 2025, esta condición se aplicará a empresas de menor tamaño.

De su lado, desde la gestora han incidido en que se establecerán “objetivos más exigentes” de diversidad de género en los consejos de administración de determinados países, elevando el umbral al 40% para las grandes empresas británicas, italianas y francesas; y también se exigirá al menos un miembro femenino en los consejos de administración de todas las empresas asiáticas cotizadas en bolsa.

Por último, en lo referente al clima, ha indicado que la política de voto activa se ha revisado y actualizado para responsabilizar cada vez más a los directivos si una empresa no cuenta con una estrategia creíble de cero emisiones netas.

noticias relacionadas.