El 53,5% de las ayudas de 400 millones de euros para la renovación de flotas se destina al achatarramiento

Las solicitudes superan en 80 millones de euros el presupuesto asignado

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El 53,5% de la convocatoria de ayudas del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible para la transformación de las flotas de camiones y autobuses (Moves Mitma), dotada con 400 millones de euros, se destina al achatarramiento de vehículos.

Según los datos del Ministerio, hasta febrero de 2024, las solicitudes para achatarrar vehículos pesados en el marco de estas subvenciones sumaban 256,8 millones de euros, frente a los 214 millones de euros que se han pedido para comprar camiones y autobuses de bajas emisiones.

- Publicidad-

Fuentes del sector han trasladado a Europa Press su descontento con estas cifras, ya que las ayudas se están destinando más a la retirada de vehículos que a la compra de nuevos, lo que supone impedir renovar un parque fuertemente envejecido y reducir la oferta de los servicios de transporte, que ya está lastrada por la falta de conductores.

Además, temen que estas subvenciones se estén destinando a financiar a los transportistas que ya tenían intención de retirarse de la profesión, al buscar el achatarramiento de su vehículo al terminar su actividad, recibiendo un dinero por ello, para lo que ya hay otras ayudas específicas para esto.

La subvención asciende a 25.000 euros por cada vehículo que se entregue matriculado antes del 1 de enero de 2019, limitada a 30 vehículos por empresa o a 1 si se trata de una persona física, sin tener la obligación de comprar un vehículo nuevo a cambio.

El objetivo del Gobierno con esta partida es achatarrar unos 20.000 camiones y 3.000 autobuses, lo que supondrá una reducción estimada de emisiones de dióxido de carbono de CO2 de 600.000 toneladas al año.

En cambio, otras fuentes del sector explican que es “razonable” que haya más solicitudes para achatarrar que para comprar, debido a que vehículos de cero emisiones todavía hay muy pocos e, incluso, teniendo en cuenta la subvención, siguen siendo muy caros, mientras que hay muchos vehículos achatarrables.

MÁS AUTOBUSES QUE CAMIONES

Respecto a la compra de nuevos camiones y autobuses, las ayudas son de 200.000 euros para autónomos y pequeña empresa, 175.000 euros para medianas y 15.000 euros para grandes. Hasta ahora, se ha subvencionado la compra de 1.535 autobuses y solo 688 camiones, una cifra que llama la atención, teniendo en cuenta hay seis veces más de camiones que de autobuses en España.

Ahora, el Ministerio está preparando una nueva convocatoria –la actual termina en abril– y se prevé que mantenga la misma línea que hasta ahora, lo que podría volver a hacer que el achatarramiento supere a las compras. Además, el sector teme que se siga sin plantear un descuento directo en la compra y siga apostando por la entrega posterior de la ayuda, en algunos casos hasta dos años más tarde.

Hay una tercera para de las ayudas, la destinada a la instalación de puntos de recarga, que hasta ahora solo concentra 8,3 millones de euros solicitados de un total de 224 puntos, una cifra escasa para las actuales necesidades de España en esta tipo de infraestructura.

Una vez repartidos los fondos entre las distintas comunidades autónomas con arreglo a su población, hay 27,2 millones de euros que no han sido solicitados por algunas de ellas, por lo que podrían repartirse entre las que tengan exceso de solicitudes, toda vez que éstas superan en 80 millones de euros el presupuesto asignado.

noticias relacionadas.