El límite de 67 euros/MWh en contratos de electricidad para controlar los ‘windfall profits’ caerá en enero

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El Gobierno ha puesto fin al límite de un precio de 67 euros por megavatio (MWh) que aplicaba desde hace casi dos años a las eléctricas en los contratos para la venta de la generación de las tecnologías inframarginales -la nuclear, hidroeléctrica y otras renovables-, para evitar los denominados ‘windfall profits’ (beneficios caídos del cielo), y caerá este 31 de diciembre.

El mecanismo estaba vigente hasta finales de este año y el Real Decreto-ley 8/2023, de 27 de diciembre, publicado este jueves en el Boletín Oficial del Estado (BOE), por el que se adoptan medidas para afrontar las consecuencias económicas y sociales derivadas de los conflictos en Ucrania y Oriente Próximo, no contempla su extensión.

En marzo de 2022, con el objetivo de hacer frente a la escalada de precios de la electricidad que se estaba viviendo por el impacto del estallido de la guerra de Ucrania tras la invasión de Rusia, el Gobierno aprobó una minoración del gas sobre la energía contratada a plazo a un precio fijo con un precio de cobertura superior a los 67 euros/MWh.

- Publicidad-

En concreto, esta medida afectaba a todos los contratos nuevos, así como revisiones y renovaciones. En el caso de coberturas entre sociedades de un mismo grupo empresarial se tenía en cuenta el precio final comercializado.

Con ello, se trataba de impedir que las eléctricas vendieran la electricidad generada de las tecnologías inframarginales a unos precios muy superiores debido a la volatilidad existente entonces en el mercado mayorista eléctrico por la tensión en los precios del gas y de los derechos de emisión de CO2.

Esta medida se fue prolongando desde marzo de 2022, aunque ya desde el otoño de 2021 se habían adoptado las primeras medidas en esta línea con una norma que tuvo que excluir de la misma los contratos bilaterales y aplicarla solo a las compraventas en el ‘pool’.

España fue pionera en la adopción de estas medidas y luego, a rebufo, la Unión Europea defendió un máximo, aunque de 180 euros/MWh, al precio al que las tecnologías inframarginales, las que producen electricidad por debajo de las productoras de ciclo combinado de gas como las renovables o la nuclear, podían vender la electricidad en el mercado mayorista (‘pool’).

Sin embargo, ahora el Gobierno estima que durante los últimos meses el precio de la electricidad se ha reducido considerablemente, lo que indica una normalización en el mercado eléctrico. De esta manera, las eléctricas podrán vender ya su energía a un precio sin limitaciones.

FIN TAMBIÉN DEL MECANISMO ‘IBÉRICO’.

Junto a esta medida también decaerá con la llegada de 2024 el mecanismo ‘ibérico’, que permite a España y Portugal desacoplar la evolución del precio de la electricidad del precio del gas natural.

La Comisión Europea ya consideró hace unas semanas que no era posible llevar a la práctica una nueva prórroga del mecanismo, después de que los precios se hayan estabilizado y estén muy por debajo de los niveles que llegaron a registrar en 2022.

La denominada ‘excepción ibérica’ fue aprobada en junio de 2022 y se extendió hasta finales de 2023 tras el acuerdo alcanzado por España y Portugal con la Comisión Europea que prolongaba siete meses la medida.

No obstante, el mecanismo lleva sin tener efecto sobre los procesos de casación marginal en los mercados mayoristas desde finales de febrero debido al descenso del precio del gas natural por debajo de los umbrales fijados para su aplicación.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.