Unión de Uniones califica el 2023 de “muy difícil” para el campo español, impactado por la sequía

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha calificado el 2023 como un año “muy difícil” para el sector agrario, marcado por la gran caída de las producciones principalmente a causa de la sequía, según señala en un comunicado.

En concreto, indica que las primeras estimaciones de renta agraria marcan una caída generalizada en la producción de todos los sectores, y muy brusca sobre todo en sectores estratégicos como cereal (-34,7%), vino y mosto (-20,8%) y aceite (-58,65%), pero también en la animal (-2,5%).

“La renta agraria quizás no es tan récord, o ni siquiera es de récord, como últimamente acostumbra el Ministerio de Agricultura a anunciar todos los años, haya una sequía catastrófica e histórica o no”, ha denunciado Unión de Uniones en su tradicional balance del año para el sector agrario y ganadero.

- Publicidad-

La organización agraria ha recordado que si en 2022 los costes de producción subieron de “forma espectacular” en 2023 han seguido elevados, debido a las consecuencias del conflicto bélico en Ucrania y a la sequía.

Sobre la electricidad, recuerda que han presentado una demanda de ejecución de sentencia contra el Ministerio para la Transición Ecológica después de que éste incumpliera la resolución judicial sobre la implementación de un contrato de acceso eléctrico para regadío con doble tarifa, según lo dictaminado por el Tribunal Supremo que nos dio la razón.

En el lado positivo, ha destacado que el Gobierno mantiene para 2024 las minoraciones en el IRPF del 35% para el combustible y del 15% de los fertilizantes, que ya se han venido aplicando en 2022 y 2023 debido al encarecimiento de los costes de producción.

CONSIDERA “INSUFICIENTES” LAS AYUDAS PÚBLICAS

Por otro lado, Unión de Uniones ha calificado de “insuficientes” las ayudas públicas por las consecuencias del conflicto bélico en Ucrania y la sequía, dejando fuera a sectores importantes pese a tener también un incremento de costes.

La organización ha lamentado el “mal funcionamiento” de la cadena alimentaria demostrado desde su última reforma. “Si nos quedamos en más observatorios y más seguimiento, pero no se toman medidas efectivas para que la ley se cumpla, los agricultores y ganaderos que somos el eslabón más débil seguiremos con precios por debajo de nuestros costes”, han señalado.

Respecto a la aplicación de la nueva PAC, Unión de Uniones hace un balance de aplicación “más que negativo” por la elevada burocracia y “exigencias inútiles” para cobrar cierta parte de estas ayudas que además no se priorizan en las personas que se dedican profesionalmente al sector agrario, abriendo las puertas a perceptores que incluso no viven en las zonas rurales.

Respecto al cuaderno digital de explotación, ha recordado que se logró que no se implantara el pasado verano y, de entrada, se ha conseguido que los grandes productores tengan que empezar en septiembre de 2024, los medianos-pequeños un año más tarde en 2025, quedando los muy pequeños fuera de esta obligación. Aún así, Unión de Uniones no está satisfecha y avanza que seguirá trabajando no sólo por una modificación en las fechas de la implantación, sino también por mejorar el contenido obligatorio de este cuaderno digital.

Sobre la Enfermedad Hemorrágica Epizoótica (EHE), Unión de Uniones recuerda que el Departamento que lidera Luis Planas no ha planteado ninguna medida para que los ganaderos puedan afrontar de una mejor manera esta enfermedad. “La dejadez y pasividad del Ministerio es total al respecto y está dejando en la estacada a los ganaderos muy afectados por la sequía y los elevados costes de producción”, señalan.

De cara a 2024, Unión de Uniones ha señalado que seguirá muy pendiente de ver cómo afectan los conflictos bélicos en la escalada de los costes de producción y vigilará la afección del acuerdo provisional del Consejo y Parlamento sobre la revisión de la Directiva de Emisiones Industriales que podría expulsar de la producción a miles de granjas avícolas y porcinas de mediano tamaño que no serán capaces de asumir las exigencias que se les aplicarán.

Por otra parte, la organización exige clarificar la representatividad agraria, mediante la consulta electoral estatal, prevista en la Ley, y bloqueada desde hace 10 años y pedirá a las Administraciones que establezcan políticas que permitan un mayor relevo generacional en el campo, así como más apoyo a las mujeres para que la titularidad compartida sea una realidad.

Unión de Uniones se mantendrá “vigilante” ante los numerosos proyectos de macroplantas solares en España y aboga por un crecimiento atenuado y racional de la producción energética de fuentes alternativas renovables, con visión de conjunto, salvaguardando las zonas de alto valor natural y de interés agrario y priorizando la instalación de los parques de energía en zonas improductivas, menos productivas.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.