El sector bancario duda de la efectividad del colchón de capital anticíclico positivo neutral

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El sector bancario pone en duda la efectividad del colchón de capital anticíclico positivo neutral (Ccapn), una variante de los colchones de capital que está explorando recientemente el Comité de Supervisión Bancaria de Basilea, según se desprende de un artículo publicado por el Instituto Español de Banca y Finanzas, un organismo promovido por la patronal AEB.

En concreto, el documento señala que la propuesta “plantea algunas mejoras” respecto al marco regulatorio actual, aunque “no logra resolver sus principales deficiencias”.

Asimismo, el Instituto también critica que la implmentación del Ccapn aumentaría la complejidad de la estructura de los colchones, que ya de por sí es “muy compleja”.

- Publicidad-

“La alternativa sería promover la posibilidad de liberar los colchones estructurales existentes (en particular, el colchón de conservación de capital), tal como hicieron algunos países durante la pandemia”, ha apostillado la institución.

Otra critica que hace el sector es que la implementación del Ccapn “no aborda el problema del sesgo de usabilidad a favor de los bancos muy rentables, ni la cuestión, aún más grave, de que los bancos se encuentren en peor situación si usan los colchones que si no los usan, como demuestran prácticamente todas las simulaciones disponibles”.

En todo caso, el Instituto destaca que, según la evidencia empírica obtenida en la pandemia, sería esperable un efecto positivo en la concesión de crédito en aquellos bancos que, de otro modo, habrían estado limitados por el capital o el colchón.

El colchón de capital anticíclico es un colchón que se activa en las fases alcistas de ciclos crediticios, aumentando los requisitos de capital para frenar una posible acumulación de riesgos sistémicos. De esta forma, en una base bajista se liberaría para mitigar el impacto negativo de las crisis en la provisión de crédito.

Sin embargo, algunas jurisdicciones han decidido establecer tasas positivas en este colchón en fases neutrales del ciclo, lo que permitiría tener un colchón liberable en caso de que suceda un ‘shock’ repentino, como en el caso de la pandemia del Covid-19.

El Banco de España está analizando los costes y beneficios de adoptar este colchón de capital anticíclico positivo neutral, según indicó el gobernador de la institución, Pablo Hernández de Cos, a finales del año pasado.

Sobre el conjunto de los colchones de capital, el Instituto ha indicado que cuanto menor sea su componente estructural, mayor será su potencial de usabilidad.

Asimismo, la entidad considera “es de suma importancia” aplicar un modelo de previsiones “adecuado”, ya que ayuda a reducir la incertidumbre y a homogeneizar las expectativas en torno al proceso de reconstrucción del colchón entre los bancos.

noticias relacionadas.