Escuchar a las personas que forman la empresa para determinar la nueva forma de trabajar, la apuesta de GSK

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

La directora de Recursos Humanos de GSK, Ana Valdivielso, ha defendido que la respuesta de cada empresa para adaptarse a la era postcovid en cuanto a la forma de trabajar debe adecuarse a las necesidades de esta y de sus empleados, y ha apostado por escuchar a las personas que forman parte de la organización.

Según ha señalado Valdivielso en declaraciones a Europa Press para el podcast Generación de Oportunidades, “la respuesta de cada empresa debe siempre adecuarse a las necesidades de la misma y de sus empleados”. “Escuchar a las personas que formamos parte de las organizaciones hace que el personal interno de una empresa se sienta parte de ella, participando en el proceso de toma de decisión de un proyecto o cambio”, ha destacado.

“Desde hace muchos años nosotros tenemos en marcha múltiples medidas de flexibilidad y conciliación, pero a raíz de la pandemia hemos ido avanzando en este sentido. Pensando en cómo ofrecer una mayor flexibilidad sobre cómo y dónde trabajar en el futuro, y ofrecer así la mejor forma de apoyar el desempeño individual y colectivo y el bienestar personal, hemos creado el programa ‘Performance with Choice’, ‘Desempeño con Flexibilidad’. El objetivo es apoyar a nuestros equipos a tomar decisiones conscientes sobre cómo podrían trabajar de una manera que los ayude a rendir al máximo cuidando el bienestar personal, combinando siempre diferentes modelos de forma de trabajo”, ha explicado Valdivielso.

Para la farmacéutica GSK, reconocida como mejor empresa para trabajar en España por diversos rankings, su misión es “conseguir que las personas puedan hacer más, sentirse mejor y vivir más tiempo”. “Pero para poder cuidar la salud de la población, el primer paso es hacerlo con nuestros propios empleados”, ha aseverado Valdivielso.

“Cuidar de los empleados va más allá de la compensación económica y de los reconocimientos. El verbo cuidar abarca un espectro muy amplio, significa ofrecer todas las herramientas posibles para que el equipo se sienta bien física y emocionalmente y pueda dar lo mejor de sí. En GSK el bienestar no es un extra sino una prioridad y trabajamos día a día para mejorar y convertir esta filosofía en una realidad”, ha detallado.

“Cuidar de las personas en la empresa no solo ha aportado beneficios en términos de salud sino que además ha incrementado el compromiso, la motivación y la satisfacción de nuestros empleados, y nos ha ayudado a ser más eficaces y productivos sacando lo mejor de nosotros mismo tanto en el plano laboral como el personal”, ha agregado.

DESARROLLO Y RETENCIÓN DEL TALENTO

Por otro lado, la directora de Recursos Humanos de GSK ha sostenido que “las empresas no solo son lugares para trabajar, sino que son espacios en los que cada uno debe tener la posibilidad de desarrollar todas sus capacidades sin descuidar su vida personal”. “El desarrollo del talento, la conciliación y la flexibilidad está en nuestro AND, y nos ayuda a atraer futuro talento, a retener el que tenemos y a hacerlo crecer dentro de la organización”, ha apostillado.

“Este compromiso nos convierte en una empresa atractiva para desarrollar la carrera profesional y en una de las mejores empresas para trabajar en España, y es que para el desarrollo de nuestros empleados contamos con una plataforma de formación con cursos de diferente índole, que abarcan desde actividades para mejorar tanto las habilidades más duras, o hard skills, de los empleados, como las habilidades blandas, o soft skills, algo que cada vez es más demandado y que en GSK valoramos mucho: trabajo en equipo, adaptación al cambio, escucha activa, empatía, gestión efectiva del tiempo, liderazgo…”.

De hecho, GSK realiza una inversión aproximada de 800.000 euros al año para “acompañar a los empleados en la ampliación o mejora de sus conocimientos y habilidades, algo que además de proporcionarles un beneficio personal a cada uno de ellos a su vez repercute en un mejor rendimiento, productividad y óptimos resultados para la compañía”. “Es responsabilidad nuestra que cada uno de nuestros empleados sea empleable ahora y en el futuro”, ha afirmado.

Además del papel de las empresas en la formación de los trabajadores, Valdivielso ha destacado la necesidad de fomentar las nuevas capacidades desde niveles anteriores a la incorporación al mercado laboral, de manera que ha sostenido que se debería “transformar la práctica docente con la finalidad de propiciar un escenario de educación, tanto en colegios, institutos, centros de Formación Profesional y universidades, centrado en el desarrollo paralelo del ser y el hacer”.

“Las habilidades blandas son fundamentales tanto para la formación profesional como personal. De ahí, la apología por una formación integral, ya que no es suficiente con una excelente formación conceptual si la formación personal se deja de lado, puesto que las habilidades blandas han comenzado a ser consideradas desde hace más de una década como indispensables”, ha proseguido Valdivielso, quien ha concluido que “la inclusión de este tipo de formación en edades tempranas beneficiaría al conjunto de la sociedad”.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.