Iberdrola facilita ya la recarga de más de 550 autobuses eléctricos

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

Iberdrola facilita ya la recarga diaria a más de 550 autobuses eléctricos y espera seguir ayudando a descarbonizar más vehículos en los próximos meses, dentro de los proyectos de electrificación de transporte urbano que la compañía está llevando a cabo enmarcados en su Plan de Movilidad Sostenible, informó la energética.

En concreto, dentro de estos proyectos destacan las actuaciones de Madrid, Barcelona, Valencia, Valladolid, Alcorcón, Algeciras, Elche, Pamplona, Alicante, Girona, Móstoles y Braga (Portugal), entre otros.

Los más de 550 puntos de recarga cuentan con potencias que, mayoritariamente, parten de los 100 kilovatios (kW) y llegan hasta los 360 kW. Estos cargadores se conectan a los autobuses mediante cable o, en algunos casos, con tecnología de pantógrafos elevados en la parte superior del autobús.

- Publicidad-

Además, la compañía destacó que acompaña a los operadores y administraciones en todo el camino, aportando su experiencia, conocimiento e infraestructura. Desde el análisis previo, donde se estudia la operativa, se detectan las necesidades de carga, y se proponen las mejores; hasta la implantación de una plataforma de recarga inteligente que optimiza toda la operación de la infraestructura y asegura la operativa más eficiente de la instalación y al menor coste.

Así, la propuesta de Iberdrola incluye el suministro de energía con garantía de origen 100% renovable y con ofertas muy competitivas a largo plazo. Además, en algunos casos complementa los planes con autoconsumo solar lo que permite un ahorro adicional.

La red de movilidad eléctrica de Iberdrola es la más extensa de España con, entre puntos de recarga públicos y privados, un total de 45.000 cargadores.

MÁS DE 100.000 PUNTOS DE RECARGA HASTA 2025.

El plan de movilidad de la energética se lanzó en 2016 y contempla actualmente la instalación de más de 100.000 puntos de recarga hasta 2025, entre puntos de recarga públicos, residencial, empresas y aparcamientos.

El diseño de su infraestructura pública se desarrolla tanto en autovías y corredores como en ciudades y pequeñas poblaciones con el objetivo de contar con, al menos, una estación de recarga rápida cada menos de 50 kilómetros.

El objetivo de la compañía para 2024 pasa por dotar a los usuarios de una infraestructura aún más amplia y con la mejor oferta de ubicaciones y velocidades de recarga. Sus planes para el próximo ejercicio contemplan la instalación de más de 3.000 puntos de recarga adicionales, superando los 9.000 puntos a final del ejercicio, a los que habría que sumar la red de recarga de alta potencia fruto de su alianza con BP.

noticias relacionadas.