Iberdrola se suma a la ambición empresarial europea para reducir al menos el 90% las emisiones de CO2

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

Iberdrola ha firmado, junto a más de 100 directivos y CEOs de las principales empresas de Europa, una declaración dirigida a instituciones europeas y países miembros para cumplir el compromiso de reducir al menos el 90% las emisiones de C02 antes de 2040, sumándose así a la ambición empresarial europea contra el cambio climático.

En una carta redactada a través del ‘Corporate Leaders Group’ (CLG), se insta al Consejo Europeo, Comisión Europea y miembros del Parlamento Europeo a apostar por “una reducción neta de, al menos, el 90% de las emisiones de gases de efecto invernadero para 2040”.

En concreto, la intención es que las administraciones europeas pasen a la acción tomen cartas en el asunto sin mayor dilación. Así, representantes del CLG y destacados líderes empresariales se verán este lunes con los ministros de Medio Ambiente y Clima de la Unión Europea que se reúnen en Bruselas en el Consejo de Medio Ambiente para trasladarles personalmente la visión compartida del documento, informó la energética.

- Publicidad-

En el orden del día de ese Consejo de Medio Ambiente los ministros tienen previsto intercambiar puntos de vista sobre la comunicación publicada por la Comisión Europea el pasado 6 de febrero sobre el objetivo climático para 2040.

La declaración de líderes empresariales europeos busca contribuir al enfoque estratégico de la futura agenda europea, destacando la necesidad de adoptar un marco de política industrial que cree las condiciones necesarias para favorecer la inversión y la mejora de la competitividad así como las condiciones para acelerar las inversiones en las necesarias infraestructuras energéticas para avanzar hacia un modelo electrificado, fundamentalmente basado en energías renovables.

Entre los firmantes de la carta figuran el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el director de Sostenibilidad de Inditex, Javier Losada, los consejeros delegados de EDF, Luc Rémont, y EDP, Miguel Stilwell d’Andrade; o del grupo Ingka (Ikea), Jesper Brodin, entre otros.

“Nos dirigimos a ustedes como líderes empresariales e inversores, partidarios desde hace tiempo de que la UE establezca objetivos climáticos sólidos. Estos objetivos nos proporcionan un rumbo claro para intensificar la acción y las inversiones para la transición hacia modelos empresariales más sostenibles y reducir rápidamente nuestras emisiones”, precisan en la carta.

Además, los empresarios entienden que un objetivo sólido respaldado por “un paquete inteligente, ambicioso y coherente de políticas de apoyo descarbonizará nuestras economías, impulsará la innovación y las oportunidades económicas para las empresas de todos los sectores”.

El CLG destac que la medida permitirá la creación de puestos de trabajo de calidad y el ahorro de costes que los ciudadanos esperan, al tiempo que mejorará la salud y el bienestar de su población. “Un objetivo bien diseñado también debe ser coherente con la transición justa, en la que los costes y los beneficios se distribuyan equitativamente y se proteja a los más vulnerables”, sentencian en la carta.

Asimismo, destaca que este objetivo, “basado en datos científicos, refleja la urgencia y los beneficios de una actuación a corto plazo, que permita reducir drásticamente las emisiones antes de 2040”.

EL 90%, “EL SUELO DE LA AMBICIÓN”.

“El 90% debe considerarse el suelo y no el techo de la ambición”, precisan. Esta estrategia industrial global, guiada por un planteamiento de sostenibilidad competitiva;, permitirá a la UE liderar la carrera mundial de desarrollo de ecosistemas e industrias sostenibles. Eliminar subvenciones a combustibles fósiles “Deberían eliminarse las subvenciones a los combustibles fósiles, liberando fondos que podrían reasignarse al desarrollo de tecnologías limpias”, subrayan los empresarios en la carta.

De esta manera, el CLG pide a la UE que establezca un entorno político que elimine progresivamente los combustibles fósiles en todos los sectores de la economía, acelere la electrificación y la descarbonización del sector eléctrico con energías renovables y electricidad baja en carbono, garantice el acceso a infraestructuras energéticas y la implantación a gran escala de medidas de eficiencia energética en la industria y los edificios.

Asimismo, entienden que la UE debe aprovechar las oportunidades que ofrecen la economía circular y el diseño ecológico para hacer frente a las emisiones derivadas de la producción de materiales. Las empresas reconocen que la restauración de la naturaleza y el uso sostenible del suelo desempeñarán un papel clave en el aumento de la capacidad de la UE para mitigar el cambio climático y adaptarse a él.

“Los acuerdos de la COP28 han subrayado la importancia de acelerar la reducción de emisiones. Un objetivo firme permitirá a la UE mantener sus compromisos climáticos y desempeñar un papel de liderazgo para eliminar progresivamente los combustibles fósiles, triplicar la capacidad de energías renovables y duplicar los índices de eficiencia energética a escala mundial en 2030”, destacan.

noticias relacionadas.