La CNMC insta a Adif a bajar el cálculo de sus costes para fijar los cánones a los operadores ferroviarios

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) considera que los costes directos calculados por Adif para fijar los cánones que cobra a los operadores ferroviarios son “muy superiores” a los de sus homólogos europeos, por lo que ha instado a la empresa pública a reducir los costes directos.

En una comunicación oficial, el regulador ha aprobado los nuevos criterios para supervisar los cánones ferroviarios, que recuerda que en España son los terceros más altos de Europa, solo por detrás de los de Francia y Reino Unido.

La CNMC ya ha desarrollado un modelo econométrico, que sigue los estándares internacionales, para la correcta estimación de los costes de Adif, con el fin de obtener unos cánones comparables a los de los países del entorno.

- Publicidad-

Para ello, aplicará un test de eficiencia que evalúe si el reparto entre los diferentes segmentos del mercado ferroviario del coste a recuperar mediante los recargos es eficiente, es decir, que aquellos segmentos con una demanda menos sensible al precio soportan una mayor proporción de los costes que aquellos con una demanda más sensible al precio.

Asimismo, llevará a cabo un test de mercado para garantizar que los recargos no reducen la demanda de los segmentos, salvo circunstancias excepcionales como la que se dio en la pandemia de Covid-19.

En la primera revisión de los cánones tras la adopción de esta comunicación, el regulador comprobará si los recargos permitirían a un operador eficiente medio ofrecer de forma rentable los servicios necesarios para satisfacer la demanda de movilidad óptima de cada segmento, determinada en el estudio de mercado que deben elaborar los administradores de infraestructuras.

El informa refleja que los cánones ferroviarios que Adif cobra a los operadores llegaron a representar hasta el 91% del precio de los billetes puestos a la venta por Iryo en el primer trimestre de 2023 y en torno al 49% en el caso de Ouigo.

El regulador también corrobora el descenso de precios experimentado en los billetes de alta velocidad desde el estreno de Ouigo e Iryo, con un precio medio de los AVE de 65,6 euros, frente a los 32,9 euros de Ouigo y los 33,3 euros de Iryo en el Madrid-Barcelona.

De ahí que el peso de los cánones en los AVE sea de solo el 32%, pero llegue al 49% en Ouigo y al 91% en Iryo. No obstante, Renfe también aplica precios muy bajos en sus trenes low cost (Avlo), en los que el precio medio es de 39,9 euros, con un porcentaje de cánones del 49%.

noticias relacionadas.