Los funcionarios de la Fed se oponen a la posibilidad de un aumento de medio punto en marzo

Los funcionarios de la FED se habrían opuesto este viernes a la posibilidad de que empiecen a subir los tipos de interés el mes que viene con un aumento mayor de un cuarto de punto, descartando una subida de medio punto porcentual en su tipo de referencia.

Los datos que se acaban de conocer en las últimas semanas y que apuntan a una mayor contratación, al gasto de los consumidores y a las presiones inflacionistas habían llevado a los inversores de los mercados de bonos y de futuros de tipos de interés a descontar una probabilidad cada vez mayor de una mayor subida de los tipos en la próxima reunión de la Fed, que tendrá lugar el 15 y 16 de marzo.

La Fed suele subir los tipos en incrementos pequeños, de un cuarto de punto porcentual, y no ha realizado una subida mayor desde el año 2000.

El presidente de la Fed de Nueva York, John Williams, que es uno de los asesores más veteranos del presidente Jerome Powell ha insinuado que la Fed no necesitaría comenzar lo que se espera que sea una serie de subidas de tipos de interés con un movimiento agresivo, de medio punto.

En cambio, Williams y varios de sus colegas han sugerido en los últimos días que la Fed podría subir los tipos en incrementos más medidos, de un cuarto de punto, a menos que la inflación no disminuya a finales de este año, como esperan los pronósticos.

LA FED ENDURECE SU CÓDIGO DE COMPRAS

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha publicado su nuevo reglamento ético con el objetivo de mantener la confianza de los ciudadanos en la imparcialidad de la institución, meses después de que se conociera que varios de sus altos cargos habían realizado operaciones millonarias en los mercados durante la pandemia.

El organismo ya informó en octubre que endurecía las reglas para operar en los mercados a su personal de mayor rango, pero este viernes ha revelado nuevos detalles que prohíben en gran parte la actividad individual en los mercados de valores.

De acuerdo con el nuevo código ético de la Fed, los funcionarios de alto rango tienen prohibido comprar acciones o participaciones de fondos sectoriales. También tienen prohibido mantener en cartera inversiones en bonos individuales, titulizaciones, criptomonedas, materias primas o divisas extranjeras.

Asimismo, los banqueros centrales tampoco podrán suscribir contratos de derivados, realizar ventas en corto ni tampoco comprar ningún tipo de valor con margen (apalancamiento).

En todo caso, cualquier compra o venta de los valores en los que sí tienen permitido invertir se comunicará al comité de ética con 45 días de antelación y obtener el visto bueno para dicha transacción. Cualquier inversión se tendrá que mantener en cartera como mínimo un año, aunque se prohibirá realizar cualquier transacción durante eventos de “estrés” en los mercados.

Además, los presidentes de los 12 bancos centrales regionales de la Fed tendrán que comunicar al público sus transacciones 30 días después de realizarlas. Asimismo, los desgloses financieros de los presidentes se colgarán en las webs de sus bancos centrales regionales. Hasta ahora, solo eran accesibles mediante una petición de transparencia.

noticias relacionadas.

- Publicidad -

negocios en tu e-mail

date de alta en nuestro boletín diario de actualidad de negocios:

top stories.