McDonald’s descarta un ciberataque y atribuye a un proveedor externo el fallo informático global

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

McDonald’s ha indicado que el fallo informático que ha afectado este viernes al sistema global de la multinacional, llegando a interrumpir las operaciones en los puntos de venta de la cadena estadounidense de restauración en varios países, fue causado por un proveedor externo durante un cambio de configuración y no estuvo directamente relacionado con un evento de ciberseguridad.

“Este problema no fue causado directamente por un evento de ciberseguridad; más bien, fue causado por un proveedor externo durante un cambio de configuración”, ha explicado Brian Rice, vicepresidente ejecutivo, director de información global, de McDonalds.

El directivo de la cadena de los arcos dorados ha señalado que la compañía experimentó “una interrupción del sistema tecnológico global” este viernes, que fue rápidamente identificada y corregida.

- Publicidad-

De este modo, muchos mercados han vuelto a estar en línea y el resto está en proceso de volver a estar en línea. “Estamos trabajando estrechamente con aquellos mercados que todavía están experimentando problemas”, ha añadido.

Los restaurantes de McDonald’s se han visto afectados este viernes por un fallo del sistema informático a nivel global que ha llegado incluso a interrumpir las operaciones de distintos establecimientos de la cadena desde Japón a Australia, Hong Kong y Europa.

La filial de McDonald’s en Australia fue una de las primeras en advertir la incidencia al informar de una interrupción tecnológica que afectó a todos los restaurantes en el país, aunque subrayó que “no estuvo relacionado con un evento de ciberseguridad y la mayoría de los restaurantes ya han reabierto”.

Asimismo, la filial de McDonald’s en Japón avisaba también este viernes de “un fallo en el sistema” que había obligado a “suspender temporalmente” las operaciones de muchas tiendas en todo el país.

Según el diario ‘South China Morning Post’, la aplicación móvil y los quioscos de autoservicio de McDonald’s dejaron de funcionar en Hong Kong el viernes, lo que obligó a los clientes a realizar sus pedidos en los mostradores.

“Debido a un fallo del sistema informático, los quioscos móviles de pedidos y autoservicio no funcionan. Por favor ordene directamente en el mostrador del restaurante”, informaba la empresa, aunque posteriormente anunciaba en su página local de Facebook de que “el sistema estaba gradualmente regresando a la normalidad”.

En Europa, Patrik Hjelte, propietario de varios restaurantes McDonald’s en Suecia indicó al periódico ‘Nya Wermlands Tidning’ que “todos los restaurantes están conectados a un red global”, añadiendo que estaban “reiniciando todos los sistemas” con la expectativa de volver pronto a funcionar con normalidad nuevamente como de costumbre pronto”.

McDonald’s cuenta con más de 40.000 restaurantes en todo el mundo, incluyendo unos 14.000 en Estados Unidos y 3.000 en Japón, y el pasado mes de diciembre anunció sus planes de expansión con el objetivo de alcanzar la cifra de 50.000 establecimientos para finales de 2027.

noticias relacionadas.