Sumar, ERC y Bildu exigen que el impuesto a energéticas no incluya deducciones por inversiones verdes

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Sumar, EH Bildu y Esquerra Republicana (ERC), aliados parlamentarios del PSOE, han coincidido en exigir en el Congreso que el impuesto extraordinario sobre las empresas energéticas no incluya deducciones fiscales a cambio de inversiones ‘verdes’, a través de sendas enmiendas al decreto de medidas sociales y económicos para hacer frente a la crisis.

La redacción actual del decreto dice que en los Presupuestos de 2024 se establecerá un incentivo para el sector energético cuando realice inversiones estratégicas para la transición energética. Unos incentivos que se concertarán con las comunidades autónomas en el marco de sus respectivas competencias fiscales.

El socio minoritario del gobierno y dos de los socios de investidura de Pedro Sánchez rechazan esta propuesta y en sus enmiendas, recogidas por Europa Press, y coinciden en tachan el texto para que estas bonificaciones fiscales no se produzcan.

- Publicidad-

LO VEN COMO UNA REBAJA QUE NO TIENE SENTIDO

EH Bildu entiende que el impulso a los proyectos renovables “no deben suponer” una minoración del impuesto, mientras que ERC señala que la aplicación de un incentivo a las empresas que hagan inversiones estratégicas en renovables “se traduce en una subvención para que las empresas con dominio de mercado jueguen con ventaja”.

“Este es un planteamiento erróneo, lo que se necesita es que entren más agentes en el sector para revertir el dominio actual de las grandes energéticas”, apunta la formación republicana.

El argumento que esgrime Sumar es que gracias a los incentivos fiscales las grandes corporaciones pueden tributar una fracción “mínima” o incluso “ninguna” de su ganancia en concepto de impuestos, algo que a su juicio socava la integridad del sistema tributario e impide al Gobierno financiar de manera adecuada programas y servicios esenciales.

“Al mantener una contribución fiscal adecuada por parte de estas empresas, se preservan los fondos necesarios para apoyar políticas públicas desplegadas durante el periodo de alza de precios, como la gratuidad del transporte público, o la reducción del IVA en alimentos básicos”, defiende el grupo plurinacional.

PP Y VOX QUIEREN ELIMINAR LOS IMPUESTOS

En lo que respecta al resto de formaciones, tanto el PP como Vox apuestan por eliminar la prórroga de las gravámenes a la banca, energéticas y a las grandes fortunas, que se aprobaron a la vez la legislatura pasada.

El PP, además, aboga por mantener los incentivos fiscales a las empresas energéticas. Los ‘populares’ alegan que la permanencia de los impuestos podría lastrar la competitividad de las empresas, mientras que las bonificaciones fiscales posicionan mejor a la industria energética española en el mercado exterior.

noticias relacionadas.