Swisscom compra Vodafone Italia por 8.000 millones

Vodafone retornará 4.000 millones mediante recompras de acciones tras ingresar 12.000 millones con sus ventas en España e Italia

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

La operadora suiza de telecomunicaciones Swisscom ha suscrito un acuerdo vinculante con Vodafone Group en relación con la adquisición del 100% de Vodafone Italia por 8.000 millones de euros con el objetivo de fusionarla con Fastweb, su filial en el país transalpino, según han confirmado la empresas, que esperan completar la transacción en el primer trimestre de 2025.

Swisscom ha indicó que la contraprestación de la compra será 100% en efectivo y se financiará íntegramente con deuda, añadiendo que la fusión de Vodafone Italia y Fastweb ofrecerá una mayor escala y una estructura de costes más eficiente, con la expectativa de sinergias anuales de unos 600 millones de euros.

- Publicidad-

“La transacción es un paso clave para que Swisscom alcance su objetivo estratégico de crecimiento rentable en Italia”, ha añadido la firma helvética, que ha expresado su intención de aumentar el dividendo anual correspondiente al ejercicio 2025 a 26 francos suizos por acción, con la ambición de un mayor crecimiento de dividendos a partir de entonces respaldado por la realización de sinergias.

“La lógica industrial de esta fusión es muy fuerte”, ha afirmado Christoph Aeschlimann, consejero delegado de Swisscom, para quien Fastweb y Vodafone Italia encajan perfectamente para crear alto valor añadido para todas las partes interesadas.

“La adquisición de Vodafone Italia también responde a los objetivos estratégicos del Consejo Federal para Swisscom. Con plena convicción de que la decisión redunda en interés de Swisscom y de Suiza en su conjunto, la junta directiva aprobó la transacción por unanimidad”, apuntó Michael Rechsteiner, presidente del consejo de administración de Swisscom, en la que el Gobierno de Suiza controla más de la mitad del capital social.

De su lado, la consejera delegada de Vodafone Group, Margherita Della Valle, ha señalado que, al unir a Vodafone Italia y Fastweb, se permite la creación de una empresa de telecomunicaciones convergente fuerte, bien posicionada para competir en el mercado italiano. “Estamos abriendo la oportunidad de establecer una asociación comercial más amplia entre Swisscom y Vodafone”, ha añadido.

En este sentido, Vodafone ha explicado que, como parte de la transacción, las operadoras acordaron que Vodafone continuará brindando ciertos servicios a Swisscom por hasta cinco años, precisando que el cargo anual por dichos servicios que Swisscom pagará a Vodafone durante el primer año después de su finalización se estima en aproximadamente 350 millones de euros.

Asimismo, Vodafone y Swisscom también están explorando una relación comercial más estrecha para permitir la colaboración en una amplia gama de áreas, más allá de Italia, incluyendo IoT, servicios y soluciones empresariales, adquisiciones, servicios operativos compartidos y roaming, en línea con la estrategia de Vodafone de comercializar sus operaciones compartidas y ampliar sus asociaciones.

Al igual que el consejo de administración de Swisscom, la junta de Vodafone también ha aprobado por unanimidad la operación, que está condicionada a ciertas aprobaciones regulatorias, incluida la autorización de Competencia de Italia.

Vodafone ha acordado además que, si se requiere la aprobación de los accionistas de Vodafone y la transacción no fuera aprobada en dicha junta general, y Vodafone posteriormente llega a un acuerdo para una transacción alternativa que involucrara a Vodafone Italia dentro de los siguientes 12 meses, Vodafone pagará a Swisscom una indemnización de 150 millones de euros.

De este modo, Swisscom adquiere finalmente el negocio de Vodafone en Italia, sobre cuya compra mantenía negociaciones exclusivas desde finales de febrero, después de que la operadora británica rechazase en enero la propuesta de adquisición de Iliad, operadora controlada por el magnate francés Xavier Niel.

En este sentido, la británica ha destacado que, tras la venta de Vodafone Italia y Vodafone España, junto con la fusión de Vodafone UK y Three UK, Vodafone centrará ahora sus operaciones en Europa en mercados en crecimiento, donde mantiene posiciones sólidas con buena escala local. Asimismo en el corto plazo, espera que esto dará como resultado un aumento del ROCE del Grupo Vodafone de más de 1 punto porcentual.

“En el futuro, nuestros negocios operarán en mercados de telecomunicaciones en crecimiento, donde mantenemos posiciones sólidas, lo que nos permitirá lograr un crecimiento más fuerte y predecible en Europa”, ha señalado Margherita Della Valle, subrayando que la venta de Vodafone Italia a Swisscom crea un valor significativo para Vodafone y garantiza que el negocio mantenga su posición de liderazgo en Italia.

RETORNO DE 4.000 MILLONES A LOS ACCIONISTAS.

De este modo, Della Valle ha destacado que las transacciones en Italia y España generarán 12.000 millones de euros de ingresos en efectivo iniciales y ha anunciado que Vodafone tiene la intención de devolver 4.000 millones de euros a los accionistas a través de recompras.

En este sentido, el consejo de Vodafone ha aprobado la devolución de capital mediante recompra de acciones de hasta 2.000 millones de euros procedentes de la venta de Vodafone España, señalando que prevé la oportunidad de realizar más recompras de acciones por hasta 2.000 millones de euros una vez completada la venta de Vodafone Italia.

De tal manera, se espera que el rendimiento total para los accionistas para el año fiscal 25 sea de hasta 3.100 millones de euros, lo que representa 1.100 millones de euros en pagos de dividendos ordinarios y hasta 2.000 millones de euros en recompras de acciones, lo que supondría un aumento del 23% con respecto a la rentabilidad total esperada para los accionistas para el año fiscal 24 de 2.500 millones de euros.

Asimismo, la junta de Vodafone ha expresado su intención de mantener el dividendo final del ejercicio fiscal 24 en línea con el año anterior en 4,5 céntimos por acción y ha anunciado que, tras el ajuste del tamaño de la cartera como resultado de las transacciones, ha decidido adoptar un nuevo dividendo “rebasado” a partir del año fiscal 25 en adelante.

En concreto, el consejo tiene como objetivo un dividendo de 4,5 céntimos por acción para el año fiscal 25, con la ambición de aumentarlo con el tiempo.

CAMBIOS EN LA ORGANIZACIÓN.

Por otro lado, Vodafone ha anunciado que, a partir del 1 de abril de 2024, la mayoría de sus operaciones centrales comenzarán a pasar a un modelo totalmente comercial con el fin de servir mejor a los propios mercados y socios de telecomunicaciones (como Swisscom en Italia y Zegona en España).

Se espera que este programa se complete en el año fiscal 25 y permita a la compañía responder de manera flexible y eficiente a los cambios en la demanda.

“Estamos abriendo nuestras plataformas y servicios a terceros, ofreciéndoles la oportunidad de acceder a nuestras operaciones compartidas, como adquisiciones, roaming, IoT y otras plataformas comerciales”, ha indicado.

Asimismo, desde el próximo 1 de abril, Vodafone también acometerá cambios en su organización para ejecutar mejor las prioridades estratégicas dentro de la nueva estructura.

De este modo, Vodafone pasará a organizarse en cinco divisiones comerciales: Alemania; Mercados Europeos; África; Vodafone Negocios; y Vodafone Inversiones.

En consecuencia, la estructura del comité ejecutivo del Grupo Vodafone cambiará y, en este contexto, Philippe Rogge dejará su puesto como consejero delegado de Vodafone Alemania y dejará Vodafone.

noticias relacionadas.