Telefónica inicia las pruebas de su plan de deslocalización provincial con unos 200 trabajadores

También entra en vigor la jornada semanal flexible bonificada, para la que se han admitido 330 solicitudes

MADRID, 1 (EUROPA PRESS)

Telefónica ha comenzado este lunes la prueba piloto para la deslocalización de empleados, es decir, para que el personal que esté adscrito a un determinado centro de trabajo pueda desarrollarlo en otra provincia de su elección, un programa para el que la compañía ha aceptado 211 de las 711 solicitudes realizadas por los trabajadores, según las cifras preliminares que maneja CCOO.

“Una de sus principales características es que se rompe con el paradigma tradicional de puesto de trabajo, evolucionando de un concepto asociado a un espacio físico, específico e inamovible, hacía un puesto de trabajo dinámico a distancia, en el lugar elegido por la persona trabajadora y fuera de la provincia del centro de trabajo al que se encuentra adscrita”, detalla el tercer convenio colectivo de empresas vinculadas (CEV) de Telefónica para el periodo 2024-2026.

- Publicidad-

Los ensayos se extenderán hasta el 31 de diciembre de este año y los trabajadores tuvieron las primeras semanas de marzo para presentar su solicitud.

Las peticiones fueron aprobadas por cada dirección afectada una vez analizados los perfiles de las personas que solicitaron participar en el programa.

Además, el convenio especifica que al tratarse de un piloto se establece un límite del 2% sobre la plantilla total de cada dirección básica, si bien se excluye al personal “fuera de convenio, SmartWork no susceptible de deslocalizarse, así como aquella cuya actividad sea considerada no teletrabajable, no pudiendo superarse bajo ningún concepto este porcentaje”.

No obstante, CCOO ha reclamado que se sigan analizando las peticiones realizadas para la concesión del “máximo posible de solicitudes” por dirección.

Entre las condiciones para poder inscribirse en el programa piloto se indicaba que el trabajador debía tener asignadas actividades o proyectos que sean susceptibles de realizarse “en su totalidad al 100% en remoto”, sin que se requiera “en ningún momento” de presencialidad en el centro de trabajo al cual esté adscrito.

Por otro lado, y aunque la presencialidad en el centro de trabajo de origen al que el empleado esté adscrito “no estará estructurada”, el personal en deslocalización tendrá que “acudir a la mayor brevedad” y en “cualquier momento” al centro de trabajo de origen cuando su presencia sea requerida “a criterio del mando”, si bien dichas visitas “deberán ser razonables”.

“Igualmente, para mantener el vínculo con el equipo, mandos, compañeros es exigible una visita mensual como mínimo. En ningún caso se generarán gastos a cargo de la empresa en cualquier desplazamiento que deban realizar”, añade el documento.

La compañía estudiará el funcionamiento de la prueba piloto y en función de los resultados obtenidos decidirá si incluir o no esta modalidad. Los objetivos de este ensayo son modernizar el entorno laboral en la compañía y fidelizar el talento al favorecer este tipo de movilidad.

“Cabe recordar que ante la insistencia de CCOO en la negociación colectiva, el piloto de deslocalización interprovincial arranca con la premisa de que una vez finalizado el plazo de concesión de deslocalización cabría la posibilidad de consolidar la residencia. Esta es una manera de potenciar todas las provincias del Estado, cumplir con las expectativas de la plantilla y retener el talento en la empresa”, ha destacado CCOO.

JORNADA SEMANAL FLEXIBLE BONIFICADA

Por otro lado, este lunes también ha entrado en vigor en Telefónica la jornada semanal flexible bonificada, recogida también en el convenio.

“Se incorpora al presente convenio la posibilidad de que las personas trabajadoras puedan solicitar de manera voluntaria la ampliación del fin de semana, flexibilizando la jornada semanal y concentrando la actividad laboral de lunes a jueves, y en la que la empresa bonificará con un 30% la reducción salarial a realizar por el tiempo no trabajado. Este porcentaje de bonificación cotizará a la seguridad social a todos los efectos”, detalla el convenio.

“Con el acuerdo de esta medida, queremos ser capaces de avanzar hacia una cultura enfocada al desempeño y a los resultados de la actividad, la racionalización de los horarios, adoptando las decisiones que sean precisas para favorecer y modernizar aún más los nuevos entornos laborales”, añade.

Sobre ello, CCOO ha recordado que en marzo se abrió un nuevo periodo de solicitud de esta modalidad y que se han recibido un total de 385 peticiones, que corresponden aproximadamente al 2,8% de la plantilla.

De ellas, 366 corresponden a empleados dentro de convenio y 19 a trabajadores fuera de convenio. “El total de solicitudes que han sido concedidas (330) suponen el 86% de las presentadas, este dato supone un 54% más que en último proceso y prácticamente duplica en términos porcentuales el impacto de la medida sobre el total de plantilla”, ha explicado CCOO.

También ha señalado que considera “muy positiva” esta modalidad de semana flexible bonificada ya que, a su juicio, eleva el abanico de posibilidades de flexibilidad laboral y de conciliación personal familiar y profesional.

No obstante, el sindicato ha opinado que se deberían analizar las resoluciones negativas al disfrute de esta jornada para intentar dar cabida al máximo de peticiones.

“CCOO quiere hacer hincapié en la unidad de Front B2B, donde se ha denegado el total de solicitudes. Debe de realizarse un análisis profundo de la situación y estudiar con detenimiento las situaciones de aquellas personas que la hayan solicitado y generar los criterios para mayor número posible de aceptación. Igualmente, habría que hacer un análisis del gran número de peticiones recibidas. El sindicato entiende que son debidas a las tareas encomendadas y a su organización, que generan excesiva carga de trabajo en esta unidad”, ha añadido en un comunicado.

noticias relacionadas.