Unión de Uniones valora las medidas de Bruselas, pero las considera todavía “insuficientes” para el campo

MADRID, 27 (EUROPA PRESS)

Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha apoyado las medidas de flexibilización aprobadas este martes por el Consejo de Ministros de Europa, pero las considera “insuficientes” para atajar la crisis estructural que está atravesando el sector agraria también por el lastre que están suponiendo las medidas medioambientales, según informa en un comunicado.

En concreto, la organización agraria ha explicado que las modificaciones de las normas sobre buenas condiciones agrarias y medioambientales (BCAM) aprobadas por la Comisión Europea, se articulan a través de la introducción de una disposición general que permite a los Estados miembros conceder excepciones temporales y específicas a determinados requisitos de condicionalidad en caso de condiciones climáticas imprevistas que impidan a los agricultores cumplirlos.

Así, afectan de manera explícita a la BCAM 6, más flexibilidad para decidir qué suelos proteger y en qué estación, en función de las especificidades nacionales y regionales; la BCAM 7, se permite utilizar la diversificación de cultivos como alternativa; la BCAM 8, los agricultores sólo estarán obligados a mantener las características paisajísticas existentes.

- Publicidad-

Unión de Uniones ha recibido este paquete de medidas de simplificación que muestra una “cierta toma en consideración de las dificultades a las que se enfrentan sobre el sector”, ya que se trata de cambios demandados que proporcionarán más flexibilidad a los agricultores a la hora de llevar a cabo la transición hacia una agricultura más sostenible de una manera que tenga en cuenta las condiciones agronómicas y climáticas y locales.

“Todo esto nos parece bien, pero es preciso y urgente ir más allá de las medidas adoptadas que, siendo necesarias, no son suficientes. Los agricultores y ganaderos seguimos siendo los pagafantas del sobrecoste que supone un discurso medioambiental radical y que sigue permitiendo que la actividad agraria sea moneda de cambio para las ínfulas geoestratégicas de una UE que parece no encontrar su lugar en el mundo”, han indicado.

De esta forma, ha lamentado que se han quedado “muchos temas sin abordar”, como el tema de las cláusulas espejo para evitar la competencia desleal, la necesidad de contar con un marco estable y predecible que evite la enorme incertidumbre en la que se desenvuelve el sector o un discurso ambiental que se ajuste a la actividad agraria, entre otros.

noticias relacionadas.

- Publicidad -